mié. Ago 21, 2019

“Nosotras llegamos a Colombia con las manos en la cabeza, era como un sueño”: Laura González

Cortesía

Un silencio atronador invadió las graderías del estadio de Santa Fe (Argentina). La selección local se veía obligada a buscar su clasificación olímpica en un repechaje, tras caer 10-7 frente al equipo colombiano. Mientras las albicelestes asimilaban el hecho, Las Tucanes se arrodillaban en el campo de juego, se abrazaban y hacían realidad un sueño que incluso muchas de ellas, todavía no soñaban: ir a Río 2016.

“(…) normalmente ellas nos ganaban un punto arriba, pero siempre estuvimos pisándole los talones en los torneos anteriores, pero nunca les habíamos ganado y ese día tenía que ser. Estábamos en Argentina… después de ese punto, solo nos escuchábamos nosotras”, recordó Laura González, una de las hacedoras de la gesta tricolor.

González llegó al rugby por una invitación y a pesar que en su primer entrenamiento le sacaron el aire, volvió a la cancha dejando atrás la raqueta, el balón de baloncesto y los campos de otras disciplinas.

“Una amiga me invitó, en ese tiempo no se conocía mucho del deporte. Fui por curiosidad, ella me explicó de qué trataba, pero yo no tenía ni idea. Cuando llegué me encontré con un deporte que tiene muchos valores: entrega, compromiso, trabajo en equipo, respeto por el rival. Me topé con algo que no había visto en otros deportes”, mencionó ella.

Su trasegar por diferentes actividades físicas, le permitió una rápida adaptación a una disciplina que recién empezaba a crecer no solo en la Unidad Deportiva José René Higuita del barrio Castilla de Medellín, sino que también se expandía por las principales ciudades de Colombia. Ahora bien, a quienes les costó ver a Laura en un deporte tan aparentemente rudo   fue a sus padres, quienes siempre la han protegido como la única niña de la casa.

La estudiante de zootecnia comenzó a destacarse en el medio campo, hecho que la hizo acreedora de un llamado a la Selección Antioquia, con la cual se coronó campeona en el Campeonato Nacional de Pereira (2010). Con la camiseta del departamento brilló, por lo que el paso a la Selección Colombia llegó en su mejor momento deportivo.

“Mi primer viaje fue a Brasil, quedamos campeones de bronce. Ahí empezó el sueño de no querer salir de la Selección”, comentó.

El nombre de Las Tucanes (como se le dice a la Selección Colombia de Rugby), no dejaba de sonar en todos lados, desde los periódicos más longevos, hasta las emisoras más pequeñas, hablaban del deporte que iba en ascenso, de la gestión de la federación, aliados y por supuesto, del desempeño de las jugadoras en la cancha, quienes paulatinamente sumaban triunfos importantes y llegaban con la camiseta inflada a tierras gauchas.

En los primeros seis partidos vapulearon a sus rivales. La final la disputaron ante la gigante Argentina, logrando la gesta con un apretado 10–7: “Nosotras llegamos a Colombia con las manos en la cabeza, era como un sueño”, concluyó la nacida la segunda semana de marzo del 93.

La noticia olímpica logró portadas y ocupó grandes titulares de prensa… los detalles de la participación de Las Tucanes y Laura González en Río, hace parte de otro capítulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *