Algo de Historia de Boxeo

Por Estudio Deportivo / Frank Graterol

Edwin Valero tendría aquel 5 de agosto de 2006 su gran prueba de fuego en el boxeo profesional, puesto que enfrentó al local y reinante campeón Vicente el «Loco» Mosquera en el Centro de Convenciones Figali, Panamá, por el título superpluma de la AMB. Valero llegó al combate con 18 rivales derribados en el mismo primer asalto, cosa que no preocupaba a Mosquera, según afirmó en días previos a ese combate. El «Inca» arrancó la pelea de manera explosiva, como era costumbre, conectando buenos y contundentes golpes al panameño que sobrevivió a los dos primeros asaltos y fue allí donde el merideño supo que estaba metido en la candela. Para el tercer asalto, el púgil venezolano cayó a la lona, y fue sin duda su primera complicación en su carrera sobre los ensogados. De allí en adelante el criollo impuso su ritmo en el cuadrilátero y el combate fue suyo en todo momento.

En el décimo asalto llegó la hora de la sentencia, Edwin Valero noqueó al panameño Mosquera y le arrebató el cetro mundial en las 126 libras.

Con este triunfo, el fajador de El Vigía comenzaba a abrirse paso en el ámbito mundial y dejaba claro que lo logrado con su potente zurda no era casualidad. Valero defendió su corona superpluma en cuatro ocasiones, para luego saltar al peso ligero donde obtuvo el cinturón del CMB, tras liquidar a Antonio Pitalúa, en el 2009. El campeón venezolano defendió su mundial del CMB en par de ocasiones.

Todos los aficionados del boxeo, recuerdan la manera tan trágica en la que el peleador nativo finalizó su carrera. Motivado por la depresión, el alcohol y las drogas, acabó con la vida de su esposa en 2010 y dos días después fue encontrado ahorcado en la celda que estaba recluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *