Alineaciones, Calificaciones y análisis en el Radar

City deja afuera a Real Madrid

Vladimir Duarte

MANCHESTER CITY-REAL MADRID 2-1

9′ Sterling (M), 28′ Benzema (R), 68′ Gabriel Jesus (M)

MANCHESTER CITY (4-3-3): Ederson (7); Walker (6), Fernandinho(7), Laporte (6), Cancelo (6); Gundogan (7), Rodri (7) (88′ Otamendi), De Bruyne (8); Foden (6) (67′ Bernardo Silva-6-), Gabriel Jesus (8), Sterling (7) (81′ David Silva).

DT Guardiola

REAL MADRID (4-3-2-1): Courtois (7); Carvajal (4) (82′ Vazquez), Varane (3), Militao (4), Mendy (6); Modric (6) (82′ Valverde), Casemiro (5), Kroos (5); Rodrygo (6) (61′ Asensio-6- ) Hazard(5) (82′ Jovic); Benzema(6).

DT. Zidane

Dos sorpresas en ambas formaciones al inicio de carrera: Guardiola con Foden y sin los dos Silva, Zidane con Rodrygo y no Isco. El Real, que siempre ha intentado jugar desde abajo, inmediatamente entró en dificultades por la presión del City que tras el minuto 9′, se adelantó gracias a un balón robado por Gabriel Jesús a Varane y sirvió al muy solitario Sterling que todo lo que tenía que hacer era enviar la bola al fondo de la red. El equipo de Guardiola siguió atacando, en repetidas ocasiones y casi aumenta, pero luego sufrió lo mismo, en la primera estocada real de los merengues, centro desde la derecha de Rodrygo y Benzema recordó a todos por qué es el delantero centro del Madrid: cabezazo y gol 1-1. Los británicos continuaron su maniobra articulada, alternando con aceleraciones repentinas y Courtois respondió repetidamente a remates de Sterling  y Walker.

La reanudación no exhibía una trama diferente. Realmente y muy bien comprobado, el City fue dominante durante mucho tiempo. El 2-1 llegó por otro error de Varane de nuevo en su noche diabólica  que arriesgó un pase atrás a Courtois y en la trayectoria de Gabriel Jesús que con un toque suave logró burlar al portero belga. A partir de entonces no hubo partido. Un intento de Benzema y poco más de la Real que ha sufrido constantemente la iniciativa del City. Solo un poco de imprecisión y la habitual salvada de Courtois impidieron que los hombres de Guardiola hicieran aún más feliz la velada. El City gana 2-1 y pasa con mérito: en cuartos de final se medirá al Lyon. Real terminó  decepcionado y le toco empacar a casa.

Esta vez sí encontró premio Guardiola a sus planteamientos valientes en Europa. A Pep se le ha escapado repetidamente esta competición por exceso de osadía, por la lealtad desmesurada que profesa hacia sus ideas. Ante el Madrid, tanto en la ida como en la vuelta, demostró que se ha reinventado. A su presión alta y al buen manejo de balón, ha añadido juego en largo de Ederson que evita conflictos en la salida de balón y permite ganar líneas rápido. Sus equipos ya no arrollan desde la posesión (sólo un 53% tuvo según caracteres), sino que quieren ser más directos. Es el fútbol que hoy domina.

El problema del City, sigue siendo en defensa. Guardiola ha gastado  millones para esa zona en tan solo cuatro años, pero las dudas siguen. De poco sirven los excelentes planteamientos de Pep si no hay una mejoría atras. Porque sus movimientos de pizarra volvieron a ser fantásticos: la inclusión de Gabriel Jesús por banda en los dos partidos, de Foden de falso nueve, de De Bruyne flotando para desnortar a Casemiro… Un maestro de la táctica que necesitaba refrescarse, al menos en Europa y por ahora va por buen camino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *