24 de noviembre de 2020

Análisis y calificaciones; Barsa a falta de juego las individualidades marcan una pauta

La verdad preocupa el rendimiento colectivo del Barsa, muchas falencias en la presión alta, poca variedad en su juego, las individualidades son la nota sobresaliente culé

 Por Vladimir Duarte

BARCELONA 3-1 NÁPOLES (Global 4-2)   

10 ‘Lenglet (B), 23’ Messi (B), 46 ‘ de penal. Suárez (B), 50.de penal Insigne (N)

BARCELONA (4-3-3): Ter Stegen(7); Semedo(6), Piqué(6), Lenglet(7), Jordi Alba(6); Sergi Roberto(6), F. De Jong (7), Rakitic(7); Messi(7), L. Suárez(6) (92 ‘Firpo), Griezmann(5) (84’ Monchu).

DT Setién (6)

NÁPOLES (4-3-3): Ospina(6); Di Lorenzo(6), Manolas(4), Koulibaly(3), Mario Ruí5); Fabian Ruiz(6) (79 ‘Elmas), Demme(4) (46’ Lobotka-5-), Zielinski (5) (70 ‘Lozano-6-); Callejón(5) (70 ‘Politano), Mertens (5), Insigne(5) (79’ Milik).

DT  Gattuso (5)

Era necesario escalar el Everest. Gattuso era consciente de ello, sus jugadores un poco menos. Sin embargo, el inicio del partido contra el Barcelona había sido prometedor. Un buen comienzo, un poste y una actitud capaces de atrapar al Barcelona superando con facilidad además la presión alta del local, creando problemas desde salida con un juego de pposición simple pero claro. Pero a la primera dificultad (gol de Lenglet ) el Napoli pareció desmoronarse y acusó la extraordinaria calidad del Barcelona y de un verdadero piloto como Messi: un gol, un gol anulado y un penalti obtenido. Difícil llevar a cabo el negocio que se esperaba cuando las individualidades te fulminan así. Pero el Nápoles lo hizo todo, dejando la Champions con la cabeza en alto. El equipo más fuerte avanza objetivamente.

Prometedor inicio del Napoli que durante los primeros 8 minutos pone al Barcelona en serias dificultades: Mertens recoge una asistencia’ sucia ‘de Insigne por rebote de Piqué y a su vez remata muy mal con el balón que acaba fuera . El equipo de Gattuso presiona y recupera otro buen balón que Mertens sirve a Callejón que es bloqueado por Jordi Alba. Pero a la primera estocada el Barça pasa agrede duro, córner por la izquierda y cabezazo de Lenglet imparable para Ospina. Napoli siente el pellizco y el Barcelona gana el campo. Messi es inexpugnable y entra al área, lo tratan de detener entre Ruí, Koulibaly y Demme  pero en la caída logra patear y volver a batir a Ospina. El Napoli parece abrumado, otro centro de Jordi Alba pone a Messi en movimiento, control y disparo con el balón que acaba en la red. El VAR anula por mano balón del argentino. El gol del 3-0 solo se retrasa porque Messi sopla el balón a Koulibaly que lo “patea” torpemente: un penalti que Suárez transforma. El equipo de Gattuso está conmocionado pero intenta reaccionar. Mertens es derribado en el área por Rakitic, también aquí un penalti que marca Insigne para el 3-1 que finaliza los primeros 45, importante resaltar que cuando Barsa hizo la presión en algunos momentos fue superado por el equipo del sur de Italia, porque a mi juicio faltó intensidad al hacerla lo que permitió que Napoli tuviera llegadas al arco Ter.

En la segunda parte tuvo también un buen comienzo del Napoli que presiona al Barcelona. Las oportunidades de gol para el equipo de Gattuso no están muy claras pero los azzurri están apostados durante mucho tiempo en la mitad del Barça. Koulibaly intenta con un cabezazo desviado a córner. El Barcelona se limita a controlar el juego y cuando puede intentar golpear en los espacios. Messi sirve a Suárez para la oportuna intervención de Ospina. Gattuso cambia e inserta hombres ofensivos: en Lozano y Callejón. El mexicano toca la primera bola con buen taco de Insigne pero su cabezazo termina alto. A Milik se anula (con razón) por fuera de juego el gol de 2-3. Napoli lo intenta pero no logra abrirse paso. El Barça defiende con orden y al final se lleva a casa el 3-1 que le clasifica a los cuartos de final donde se medirá al Bayern de Múnich.

El local necesitará más que las individualidades, el funcionamiento debe mejorar, su juego no es claro y otorga muchas ventajas en fases defensivas, com o en el repliegue y la temporización, esperemos que para el bien del aficionado e ilusionado hincha culé esa mejoría llegue.

Por Vladimir Duarte 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *