Julian Nagelsmann: «El Atlético es una gran viga que queremos y tenemos que taladrar»

 El entrenador del RB Leipzig repasa en MARCA el choque de cuartos de la Champions

MARCA


Julian Nagelsmann (Landsberg am Lech, 1987) es tan joven que lo más lógico sería que se enfrentara al Atlético vestido de corto. Sin embargo, el RBLeipzig tiene en el banquillo a su gran baza. El técnico más prometedor de Europa no suele conceder muchas entrevistas, pero hoy abre su libreta en exclusiva en MARCA para repasar su incipiente y exitosa carrera. En primer plano queda la batalla táctica que librará con Simeone, pero no regatea ninguna cuestión. Ni siquiera el interés del Real Madrid en 2018.

Pregunta. ¿Cómo logró convertirse en el entrenador más joven de la historia de la Bundesliga con sólo 28 años?

Respuesta. Encontré gente en el Hoffenheim que confió en mí, me dieron toda su confianza. Me tiraron al agua fría. Inténtalo. Creyeron que podía hacerlo. Siempre necesitas gente en tu entorno que crea en ti. También logré éxitos relativamente pronto. Aquel Hoffenheim jugaba bien al fútbol y tenía hambre de éxito. Yo venía de ser campeón con el sub 19. Si logras tener éxito, el camino de entrenador va rapido. También he tenido la suerte de que las ideas que he introducido han obtenido sus frutos. Los jugadores estaban dispuestos a escuchar a un entrenador muy joven y a poner en práctica cosas. Eso ha acelerado mi camino.

P. ¿Cree que, de no haber sido por las lesiones, hubiera hecho carrera como futbolista profesional?

London (United Kingdom) DT del Tottenham Jose Mourinho (D) con Julian Nagelsmann (R) EFE/EPA/ANDY RAIN

R. Sí, creo que lo hubiera podido lograr. Tenía confianza en llegar. Si lo evalúo desde la perspectiva de entrenador, creo que no habría sido un jugador ‘top’, pero tenía suficiente talento para jugar al fútbol profesional. Tuve tantas lesiones que en un momento dado me di cuenta de que no tenía sentido seguir. Debía decidir si tenía sentido seguir machacando mi cuerpo y tomé la decisión de que no lo tenía.

“Creo que hubiera podido ser futbolista profesional, pero sufrí tantas lesiones que en un momento dado me di cuenta de que no tenía sentido seguir»

P. Se le ha comparado con muchos entrenadores: desde Mourinho hasta Guardiola pasando por Klopp. ¿De qué entrenador se siente más cerca?

R. No lo sé, habría que mirar extremadamente, al detalle, lo que hacen en los entrenamientos, lo que dicen a sus jugadores o las tácticas que usan. Siempre es interesante comparar la forma de jugar al fútbol. No quiero nombrar a nadie porque creo que he desarrollado mi propio estilo. Practicamos el fútbol que me gusta y que quiero jugar, así que cada uno evalúe a qué entrenador se acerca. A mí me parece que cada uno tiene su propio camino. Yo no me compararía con estos entrenadores porque yo tengo un sólo título, un campeonato sub 19, en la sección juvenil, nada destacable. Estos entrenadores tienen muchísimos más éxitos. Mi ambición es que la gente que vea nuestro fútbol lo considere interesante, bonito, que a la gente le guste venir al estadio… Por supuesto que me alegraré si vienen títulos.

P. Dice Florian Kohfeldt, entrenador del Werder Bremen, que sus equipos tienen tanta flexibilidad que es imposible predecir su funcionamiento. ¿Cuál cree que es su mejor virtud como entrenador?

El DT cree que es una linda oportunidad para hacer historia (Photo by John MACDOUGALL / AFP)

R. Yo creo que mi mayor virtud es intervenir en los partidos: cambiar cosas, percibir detalles… y reaccionar rápidamente para conseguir que el desarrollo del partido vaya en la dirección que queremos. Ésa es mi mayor virtud: creo que tengo una buena dirección de campo durante los partidos. Percibo cosas, a pesar de la tensión emocional y física, para saber que algo va bien o que no funciona. No tengo miedo de adaptar cosas a los encuentros. Las variaciones también las entrenamos, naturalmente, y también exijo a los jugadores que no se agarren extremadamente a las órdenes básicas del plan inicial. Deben adaptarse a diferentes órdenes de reparto de espacios durante el choque cuando algo no funciona. Creo que hay gente que percibe ciertas cosas cuando están sentados delante del ordenador, pero la virtud es reconocerlo ante 50.000 personas gritando y tener el coraje de adaptar tácticas delante de 50.000 personas, los medios de comunicación y los expertos.

“Mi mayor virtud es intervenir en los partidos: cambiar cosas, percibir detalles… y reaccionar rápidamente para conseguir que el desarrollo del partido vaya en la dirección que queremos»

P. Esta temporada ha usado hasta nueve variantes en torno a un esquema similar y muchos nombres distintos. ¿Por qué tanto cambio?

R. Porque la plantilla tiene muchas variantes y siempre trato de adaptarme al juego del contrario. El contrario demanda personal diferente también. Yo no estoy tan obsesionado en formaciones iniciales porque no me dan nada. Lo más importante es la ordenación de espacios que demanda el contrario. El rival tiene una manera de hacer su juego y respecto a eso yo dirijo al personal.

P. Llegó a un equipo que se acababa de salvar del descenso y le condujo durante dos años seguidos a puestos Champions. ¿No le dio miedo?

Demostrado ser ganador (Photo by SERGEI SUPINSKY / AFP)

R. Anunciaron mi llegada cuando el equipo luchaba contra el descenso y gracias a Dios los chicos lograron la salvación. Luego vinieron dos grandes éxitos con la clasificación para la Champions y la Europa League.

P. Su nombre sonó para varios grandes de Europa, pero optó por aceptar la oferta del Leipzig, ¿por qué?

R. Quería que el siguiente paso fuera lógico. Intento planificar una carrera en el fútbol, aunque sea difícil. Soy un chico joven, tampoco tengo que acceder enseguida a la estantería más alta. Me doy tiempo para desarrollarme. El Leipzig se esforzó extremadamente para ficharme. Eso fue lo más importante. Relativamente rápido tuve una oferta en la mesa sin tener que llamar yo. Tuvimos buenas conversaciones y vi que era un buen siguiente paso. Un club más grande, con mayor presupuesto que el Hoffenheim, que me permitiría seguir desarrollándome. También me han dejado mano libre para introducir mis ideas. No tengo que justificar permanentemente lo que hago, sino que tengo la posibilidad de ir evolucionando y trasladar mis ideas al campo de juego. Fue un buen siguiente paso en mi carrera para prepararme y en el futuro, a lo mejor, ir a un club todavía más grande.

“Elegí el Leipzig porque quería que el siguiente paso fuera lógico. Intento planificar una carrera en el fútbol, aunque sea difícil. Soy un chico joven, tampoco tengo que acceder enseguida a la estantería más alta»

P. En una entrevista aseguró que el Real Madrid contactó con usted en 2018 para ser su entrenador. ¿Por qué lo rechazó?

R. Mantuvimos llamadas telefónicas, pero al final el que decidí fui yo. Creía que todavía no era el paso correcto ir al Real Madrid. Yo era uno de los candidatos y la lista no era muy extensa. Para mí, fue muy importante. Tuve una buena charla con José Ángel Sánchez y decidimos que todavía no era el paso correcto. Acordamos que podíamos volver a hablar en un futuro si el Real Madrid necesitaba un entrenador… y yo estaba disponible.

Tuve una buena charla con José Ángel Sánchez, pero creía que ir al Real Madrid no era el paso correcto. Acordamos que podíamos volver a hablar en un futuro si el Real Madrid necesitaba un entrenador… y yo estaba disponible.»

P. Vayamos a la Champions. ¿Qué fue lo primero que se le vino a la cabeza cuando vio que les tocaba el Atlético?

R. Mi primer pensamiento fue: ‘Oh, un equipo muy fuerte defensivamente’. Tendremos que ser un bloque muy sólido y tener mucha fiabilidad en el tercio delantero para crear peligro de gol. Además, necesitaremos mucha creatividad en nuestro primer tercio y tener control. El Atlético es un peso pesado en el fútbol europeo. Especialmente en los últimos años. Diego Simeone ha hecho un trabajo grandísimo con muchísimos éxitos. Es una columna muy grande que tenemos que taladrar y que queremos taladrar.

P. Dice Simeone que la eliminatoria está al 50%. ¿Cómo ve usted la eliminatoria contra el Atlético?

R. Es un buen reparto 50-50 [sonríe].

P. ¿Le duele que en España se haya subestimado al Leipzig dando como claro favorito al Atlético?

R. No me duele. Es relativamente normal. También son un poco favoritos porque son un equipo renombrado en Europa. Nosotros somos un club joven, pero que ya ha jugado varias veces la Champions… aunque nunca habíamos llegado tan lejos como ahora. El Atlético ha trabajado bien y yo, si lo viera desde la perspectiva del Atlético o de un periodista español, también daría al Atlético como favorito. Eso no me inquieta. A mí lo que me gustaría es que demos una buena prestación y que, al final, los medios españoles digan que hemos pasado adelante merecidamente. Con eso estaría contento.

P. Simeone les definió como un equipo ofensivo, muy rápido y que ocupa mucho campo a lo ancho. ¿Le gusta la definición?

R. Si podemos poner eso en práctica con éxito estaré muy satisfecho.

P. ¿Cómo se entrena esa velocidad de ejecución?

R. De un lado tiene un componente físico, hay que encontrar jugadores con cierta velocidad natural. Además, se trata de que entiendan el juego para acelerar las jugadas, eso surge automáticamente. Es lo esencial. Encontrar la situación y actuar con sentido. Hay reglas físicas que son factores de aceleración y en los que cada vez somos mejores. Las estampidas cuando tengamos la posesión o lo recuperemos deben marcar nuestra forma de jugar y en el último año hemos generado así situaciones peligrosas.

P. Timo Werner ha marcado 34 goles esta temporada y ha repartido 13 asistencias. ¿Cómo piensa contrarrestar una baja tan pesada?

R. Lo bueno es que no tenemos que jugar con uno menos, podemos sustituirlo [ríe]. Tenemos la calidad adecuada en la plantilla para sustituirle. Crear peligro de gol es complicado, tendremos que repartir esa tarea entre muchos hombres. Creo que es muy difícil descifrarnos. Timo es un jugador ‘súper’ que se marcha después de marcar muchos goles, pero también veo posible que otros jugadores que estaban a su sombra le sustituyan. Tenemos calidad, sobre todo en el sector ofensivo, para compensar su marcha y crear peligro de gol ante el Atlético.

“Werner es un jugador ‘súper’ que se marcha después de marcar muchos goles, pero tenemos calidad, sobre todo en el sector ofensivo, para compensar su marcha»

P. ¿Le sorprendió que optara por no disputar los cuartos?

R. No ha sido sólo su decisión. Había mas intereses. Había un interes del club que lo compra y del que lo cede. Hay un interés del representante y encontrar un acuerdo no es tan fácil. Yo como entrenador no quiero evaluar la decisión porque no estaba presente, pero puedo entenderla. Me fijo más en la oportunidad que tenemos y menos en lo que perdemos.

P. Se va a enfrentar a uno de los entrenadores más exitosos de Europa: ¿qué destacaría de Simeone?

R. Tiene un estilo de juego muy asentado que predica desde hace años, nunca se aleja de ello. Eso es algo impresionante. Mantenerse tantos años en un club es extraordinario. Tienes que tener un don para unir a las personas. Como entrenador hace todo lo posible, hasta conseguir que el público anime. Tiene un gran aura, mucho carisma. Tiene la capacidad de hipnotizar a las personas. Su forma de ser es impresionante.

Simeone tiene un gran aura, mucho carisma. Tiene la capacidad de hipnotizar a las personas. Su forma de ser es impresionante»

P. La Champions, debido a la pandemia, se resolverá a partido único en Lisboa: ¿le gusta el formato?

R. Me gustaría más el formato normal porque todos echamos de menos a los espectadores, eso está claro. Sin embargo, creo que para nosotros es un poco más fácil jugar a un solo partido que a ida y vuelta porque ellos tienen más experiencia a la hora de afrontar un partido de vuelta.

P. Ustedes llegan a la Champions después de un mes sin Liga y el Atlético tras 15 días de descanso. ¿A quién le ha beneficiado más el parón?

R. Creo que más bien es una pequeña ventaja para nosotros, pero no lo puedo documentar al 100%. Puede que tengamos más frescura que el Atlético. No lo quiero evaluar demasiado. Debemos prepararnos bien y entrar de la mejor manera al partido. Los primeros minutos son importantes. Puede que tengamos menos ritmo que el Atlético, pero si logramos superar los primeros minutos creo que ese pequeño plus de frescura empezará a notarse y podremos hacer un buen partido.

P. Tres partidos separan al Leipzig de ganar la Champions. ¿Ha soñado con ganarla?

R. Sí, por supuesto. Mi gran sueño como entrenador es ganar la Champions. Es un camino largo, complicado. En la semifinal y en cuartos todos son equipos top. Lógico, es la competición top. Nosotros estamos felices de poder haber alcanzado la ronda de os grandes. El título de la Champions tendría un significado muy muy grande, pero creo que el Atlético también lo sabe.

“Claro que he soñado con ganar la Champions, es mi gran sueño como entrenador, pero el camino es largo y complicado»

P. Dice el hijo de Simeone que su padre está todo el día pensando en el Leipzig. Imagino que usted también tendrá muy visto al Atlético. ¿Qué es lo que más le ha sorprendido: la explosión de Marcos Llorente, la irregularidad de Joao Félix…?

R. La posición de Llorente es sorprendente si uno mira lo que ha jugado antes y lo que juega ahora, pero lo está haciendo muy muy bien. Comprendo la decisión de Simeone. Veo cómo juega, se siente cómodo adelante y revoluciona los partidos, tiene una velocidad muy buena. Es rápido en el arranque. Tiene buena profundidad en su juego. Joao Félix no me ha sorprendido mucho. Creo que en el club también lo tenían calculado: venía de la Liga portuguesa y necesita tiempo. Sin embargo, es un muy buen talento. Tiene un gran don.

P. El Leipzig ha sido el segundo equipo con más goles a favor de la Bundesliga (81) y el segundo que menos goles ha recibido (37), pero da la sensación de que les ha faltado un punto de regularidad. ¿Por qué han cedido tantos empates?

R. En la vuelta no marcamos goles de forma tan regular como en la ida. Creamos una cantidad similar de ocasiones de gol, pero tuvimos una efectividad claramente peor. Cuando no tienes una clara ventaja en el marcador corres el riesgo de llegar a un empate. Lamentablemente es así . En la Bundesliga los contrarios también tienen calidad para marcar goles. Hemos tenido demasiados empates. Sin embargo, hemos acabado terceros. No está mal. Con todos los cambios que ha habido, creo que debemos estar muy contentos con los conseguido. La primera vuelta fue más prometedora, pero todo proceso necesita tiempo de entrenamiento para desarrollarlo. No siempre sucede de hoy a mañana. Como he dicho vamos en una buena dirección.

“La primera vuelta fue más prometedora, pero todo proceso necesita tiempo de entrenamiento para desarrollarlo. No siempre sucede de hoy a mañana. Vamos en una buena dirección»

P. ¿Qué han aportado Dani Olmo y Angeliño, los dos españoles llegados en el mercado invernal?

R. Angeliño nos ha venido extremadamente bien. Desde el comienzo, con alguna excepción, lo ha jugado todo. Nos ha aportado mucha fuerza ofensiva en la banda izquierda. Es lo que nos faltaba un poco en esaa posición. Es muy buen futbolista. Siempre tiene soluciones.

Dani tuvo algunos pequeños problemas de adaptación, pero ahora está a un nivel ‘top’. Está en muy buena forma, es muy agresivo, tiene mentalidad ganadora, hasta en los entrenamientos… Tiene un pie muy fino. Todavía tiene que trabajar para ser un poco más goleador, no sólo asistente. Es importante que el mismo tenga un poco más de peligro de gol. Los dos son jugadores que nos ayudan mucho a evolucionar. Es una suerte que lo tengamos.

“Tanto Dani Olmo como Angeliño nos han ayudado a evolucionar, es una suerte que los tengamos»

P. ¿Se ve muchos más años entrenando en Alemania o apostará por una aventura en el extranjero?

R. El mercado funciona según la oferta y la demanda. Actualmente tengo un contrato largo en Leipzig. Sin embargo, uno no sabe cómo será el desarrollo de un entrenador ni de un club. Pensamos en nosotros mismos, pero también habrá que ver qué quiere el club. Es posible que el club me diga: ‘Bússcate algo nuevo o tenemos otro entrenador’. El fútbol es difícil de planificar. Yo estoy dispuesto a cumplir mi contrato, pero si el Leipzig dice búscate algo nuevo también estoy dispuesto. En el fútbol es difícil planificar, uno debe ser espontáneo y abierto.

P. Volvamos al tema de la edad. En la Bundesliga han proliferado, en los últimos años, muchos entrenadores jóvenes sin experiencia como futbolistas de élite. ¿Se considera un pionero?

R. Antes de convertirme en entrenador no era habitual que jóvenes entrenadores tuvieran una oportunidad. Como en el Hoffenheim funcionó bien y rápido, otros clubes desarrollaron la confianza necesaria para dar a sus entrenadores con talento una oportunidad. Domenico Tedesco, Florian Kohfeldt, Hannes Wolf… Hay muchos ejemplos que se han conertido en buenos entrenadores siendo relativamente jovenes. Creo que serví para preparar el terreno. En principio es un desarrollo normal y bueno. En un momento dado vienen jovenes talentosos como líderes mientras los mayores ocupan otras posiciones o se retiran. Es un desarrollo normal en sectores como la economía que ha llegado también al fútbol. Estoy contento de que sea así.

P. ¿En qué cree que le ha beneficiado y en qué le ha podido perjudicar su juventud?

R. No siento desventajas extremas. Al comienzo había un poco de prejuicios, naturalmente, sobre si uno puede ser entrenador a esa edad. Los prejuicios han desparecido. La experiencia uno no la puede comprar. Hay que adquirirla y sacar conclusiones. La experiencia viene con el tiempo y lo vivido. Estoy participando por segunda vez en Champions y coleccionando experiencia. No te viene de nacimiento. La ventaja es que hablas el mismo idioma que los jugadores. Uno conoce sus problemas y sabe cómo se desarrollan. Comprendo lo que viven y lo que son los intereses de los jugadores. Eso tiene su ventaja. No digo que mi juventud sea una ventaja o una desventaja, mi edad no es culpa mía. Si tengo 33 ó 45 años no es lo principal.

“No siento desventajas extremas por la edad, mi edad no es culpa mía, si tengo 33 ó 45 años no es lo principal»

P. ¿Cree que al Leipzig le puede pesar la inexperiencia a estas alturas de la Champions?

R. No, no lo creo. Tampoco el Atlético tiene experiencia jugando eliminatorias a un solo partido. Este sistema es algo nuevo, así que creo que el punto de experiencia no pesa tanto como con dos partidos

MARCA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *