18 de septiembre de 2021

Los motivos de los intransferibles del Barça: «Y SON OCHO» de Semedo a Dembélé

Josep Maria Bartomeu hizo pública, por omisión, la lista de transferibles del Barça, al pronunciar la de los ocho que no están en el mercado (VAYA NÚMERO) El presidente recitó los siete futbolistas del primer equipo intransferibles: Ter Stegen, Semedo, De Jong, Lenglet, Dembélé, Griezmann y Messi. Distintos motivos han propiciado este club de intocables que, salvo Messi, todos tienen algo en común: todos son europeos y ninguno ha llegado a la treintena.

Más allá de esta nómina, Bartomeu también declaró a Ansu Fati intransferible (al ser preguntado por él, insistió en que «No se va a marchar y Ansu lo sabe. Es un jugador con todo el futuro por delante»), del mismo modo que se entiende que Riqui Puig tampoco está en venta, junto a los fichajes de Pjanic, Pedri y Trincao.

El futuro del Barça no sólo pasa por la presencia de Ter Stegen en la portería, sino también por un ascenso en el vestuario. El alemán ha demostrado carácter y personalidad, pero en la caseta ha mantenido un perfil bajo, lejos de los pesos pesados que rodean a Messi. En cualquier caso, no se ha cortado cuando le ha tocado hablar. En Praga ya avisó  A sus 28 años y aunque acaba de pasar por el quirófano donde estará unas 8 semanas de baja , es un potencial capitán del cuadro azulgrana. Va a por su sexta temporada en Can Barça y su renovación se sigue negociando, aunque Bartomeu es optmista: «Seguirá en el Barcelona y no tengo ninguna duda».

Sorprendió la presencia de Semedo en esa lista, sobre todo después de su decepcionante noche contra el Bayern. Su temporada tampoco se puede considerar buena e incluso en los dos últimos mercados pudo salir. El año pasado estuvo sobre al mesa en la operación Griezmann (antes de que explotara la negociación) y en enero se tanteó un canje con el City por Cancelo. Demasiado irregular, se considera que puede rendir mejor, con margen de crecimiento tras tres años de azulgrana. El mercado tampoco ofrece jugadores mejores en relación calidad-precio. Su coste fue de 35 kilos

En la defensa se mantiene Clement Lenglet, a pesar también de que quedó muy señalado en Lisboa y que no acaba de imponerse en duelos de altísima exigencia. Sin embargo, el francés tiene un perfil de jugador joven (25 recién cumplidos) pero ya con batallas a sus espaldas, cuenta con margen de progresión, en dos años no se ha lesionado y su comportamiento es intachable. El mercado de centrales además está inflacionado, porque hay mucha demanda pero escasa oferta para los clubes top. Lenglet costó 36 millones.

Frenkie De Jong será capital en el Barça. Tras un primer año en el que no ha acabado de encontrar su sitio pero en el que ha sido imprescindible (su baja en LaLiga fue muy dolorosa para Setién), la llegada de Koeman le hará asumir más galones. 

Ousmane Dembélé volverá a empezar de cero por cuarta temporada consecutiva. Su historial de lesiones y disciplinario está repleto, pero se quiere confiar en el Barçaen la última oportunidad para un jugador diferente, con velocidad, desborde y gol, lo que quiere Koeman para su equipo.

Antoine Griezmann tendrá una segunda oportunidad para mostrarse como lo que demostró en Francia y Atlético, un jugador determinante. Ya se le comunicó en su día que no estaba en el mercado y el escenario post Lisboa no ha cambiado el paso de Bartomeu con uno de sus fichajes más personales. El futuro de Griezmann en Can Barça pasa por un aclarado en el ataque, que no es otro que la salida de Suárez. Su química con Messi está por explotar. Que se mantenga Dembélé ya es un indicio de lo que se pretende. Vuelo para los franceses a costa del uruguayo

Y llegamos a Messi, el pilar del proyecto, el primero de la lista de intransferibles de Bartomeu, todo empieza y acaba en el argentino. Con una cláusula de 700 millones y contrato hasta 2021, no debería haber mucho más que hablar. Pero Messi no es cualquier jugador. El argentino le está dando vueltas a qué hacer con su futuro y ningún escenario está descartado. Y ninguno es ninguno. Si decidiera salir ahora, habría que ver la reacción del Barça. ¿Negociar un traspaso? ¿Negarse en rotundo? En cualquier caso todo dependerá de un probable cara a cara de Koeman con un Messi que está viendo cómo Bartomeu ha mostrado la puerta de salida a su núcleo más íntimo y cercano en el vestuario

MARCA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *