29 de noviembre de 2020

MLB y oto día de protestas

Difícil situación racial que parece no cambiará nunca en el norte

on el aplazamiento de siete juegos, equipos de las Grandes Ligas de béisbol se sumaron este jueves por segunda jornada consecutiva a las actuales protestas contra el racismo en el deporte estadounidense. quipos como los Medias Rojas de Boston o los Nacionales de Washington, vigentes campeones, se negaron a participar en una jornada que constaba en total de 15 partidos.

En el juego entre los Marlins de Miami y los Mets de Nueva York, los peloteros llegaron a saltar a la cancha con sus uniformes y a colocarse en sus posiciones para comenzar a jugar. En lugar de hacerlo, y sin anunciar previamente sus planes, realizaron un acto de protesta para sumarse a las movilizaciones contra el último ataque policial contra un hombre afroestadounidense, Jacob Blake.

Los jugadores salieron del banquillo, se colocaron en fila y, con la gorra retirada, permanecieron en silencio 42 segundos. El gesto fue realizado en la víspera del Día de Jackie Robinson, primer beisbolista afroestadounidense en ser aceptado en las GrandesLigas y que lució el número 42 en su camiseta. El jardinero Dominic Smith encabezó a sus compañeros de los Mets en la entrada y salida del campo, donde fue colocada una camiseta negra con el lema «Black Lives Matter» (La vida de las personas negras importa). 

La noche del miércoles, Smith había protagonizado una emotiva rueda de prensa tras el partido con los Marlins en el que no se negó a participar pero protestó en solitario hincando una rodilla durante el himno estadounidense. «Fue un día muy largo. Creo que la parte más difícil de todo es ver que a la gente todavía no le importa. Es por eso que sigue pasando», dijo entre lágrimas el pelotero. «Ser un hombre negro en Estados Unidos no es fácil».

Este jueves, el mánager general de los Mets, Brodie Van Wagenen, dijo que las palabras de Smith habían sido una llamada de atención. «Me molesta que él esté sintiendo ese dolor, que la gente negra de todo el país esté sintiendo ese dolor, y es indignante», dijo Van Wagenen en una entrevista en la radio WFAN. «El hecho de que todavía nos enfrentemos a estas situaciones en este momento de nuestra sociedad es perturbador».

«Jugar no es lo correcto»

El miércoles, cuando se desencadenó el boicot en la NBA y luego en otros deportes para protestar contra el ataque a Jacob Blake, fueron suspendidos tres partidos en GrandesLigasLa primera iniciativa el jueves provino de los jugadores de los Atléticos, que revisaron su decisión de jugar el partido del miércoles de la serie contra los Rangers.

«La injusticia social y el racismo sistémico han sido parte de la estructura de nuestras vidas durante demasiado tiempo«, dijeron los Atléticos. A esta suspensión le siguieron la de los juegos Filis de Filadelfia-Nacionales de Washington, Medias Rojas de Boston-Azulejos de Toronto, Colorado Rockies-Diamondbacks de Arizona, Orioles de Baltimore-Rays de Tampa Bay y Mellizos de Minnesota-Tigres de Detroit.

«No le preguntamos a todo el mundo, ‘¿quieres jugar?«, dijo Ron Gardenhire, mánager de los Tigres, sobre la reunión de su equipo.  «Hablamos con algunos de nuestros líderes que habían hablado con los jugadores, y dijeron: «No creo que sea lo correcto para jugar». Y ahí es cuando todos damos un paso adelante, les respaldamos y dijimos: ‘por supuesto», explicó.

Fuente AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *