24 de noviembre de 2020

UN COMENTARIO

Un hombre tras un título

Hace unos días conversaba con Eligio Restifo, aquel buen jugador y dirigente ligado al Deportivo Italia y Deportivo Petare al igual que su padre del mismo nombre y su hermano Reinaldo Restifo.

Eligio es hoy un exitoso Agente Fifa, quien representa a una buena cantidad de jugadores a través de su empresa RG Soccer, ampliamente conocida en el país y el resto del continente.

Y la conversación llegó hasta Trujillanos Fútbol Club. “A Trujillanos le estoy muy agradecido, siento mucho cariño por esa institución con la cual he trabajado y que me ha brindado muchas oportunidades”, comentó.

De inmediato pensé: ¿Cuándo jugó Eligio Restifo con Trujillanos? Por supuesto en cuestión de segundos revisé en la memoria y certifiqué que nunca vistió la camiseta amarilla y marrón. ¿Y entonces?

“Recuerdo especialmente el título logrado en el Apertura 2014, fue una gran alegría”. Ahí todo quedó claro. Eligio, el exitoso representante de jugadores, fue parte de la arquitectura y del gran logro alcanzado entonces por aquel plantel de los Guerreros de la Montaña que dirigía el ex Boca Horacio Matusczyck.

El mayor de los Restifo logró ubicarle a Trujillanos las piezas que necesitaba para pelear arriba y a la postre poder dar el grito de campeón: la letal pareja de atacantes colombianos conformada por James Cabezas y Freddys Arrieta, el defensor central Johan Osorio, el lateral Manuel Granados, el atacante Sergio Álvarez y el muy querido ídolo de casa Gerardo “Gato” Mendoza, hoy lamentablemente fallecido. Por allí, pudo armar Trujillanos una plantilla aguerrida y dura de vencer.

Durante ese gran semestre que los llevó además hasta la final de Copa Venezuela, en la cual cayeron en penales ante Deportivo La Guaira, James Cabezas marcó 13 goles, Freddys Arrieta otros 13 y Sergio Álvarez colaboró con 5. La dupla colombiana, al igual que Osorio, Álvarez, Granados y Mendoza dejaron su huella en la institución.

Son aspectos que a veces ignoramos desde los medios y que tienen una gran trascendencia. Se habla de la dirigencia, se habla del DT campeón, se habla del goleador, de los jugadores que resaltaron. Y poco o nada se habla de quien invierte en un jugador, trabaja con él y lo lleva a una institución para ser parte fundamental.

Es así, como una conversación informal me dejó claro, que tras algunos logros hay  héroes anónimos y detrás de ese título alcanzado por Trujillanos FC está el trabajo de un agente responsable: Eligio Restifo. Si, uno más de los Guerreros de la Montaña.

Fernando Bravo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *