25 de septiembre de 2020

Medicina Deportiva

La epicondilitis lateral o El codo de tenista, es una enfermedad de la articulación del codo provocada por el uso excesivo.  En los tenistas   no es sorprendente, así como deportes donde se use raqueta manifiesten esta enfermedad. Sin embargo, en otros deportes como pelota vasca, el béisbol (lanzador) bowling, halterofilia o levantamiento de pesas, entre otros.

La epicondilitis lateral en una inflamación o daño de los tendones de los músculos del antebrazo que tienen su inserción en el Epicondilo (humero). Los músculos y los tendones del antebrazo se dañan debido al uso excesivo y repeticiones de los mismos movimientos una y otra vez (sobre carga mecánica). Esto produce dolor exquisito y aumenta la sensibilidad en la cara externa   del codo que en algunos casos puede extenderse por el antebrazo hacia su parte distal (la muñeca.)

Síntomas

La epicondilitis puede ocurrir intempestivamente, poco después de comenzar un nuevo ejercicio o gradualmente, después de repetir excesivamente el mismo ejercicio y/o movimiento. Por lo general, solo alcanza su miembro superior dominante que imposibilita realizar movimientos de aprehensión de la mano, movimientos que puedan llevar a una epicondilitis 

  1. Golpe de revés en el tenis,
  2. remar,
  3. hacer rotaciones del antebrazo con pesas
  4. lanzamientos en curva

Tratamiento

Solo debe ser realizado por especialistas

1.  El uso de analgésicos y antiinflamatorios, combinado con medicina física y rehabilitación adecuada.

2.    Banda de epicondilitis, Cincha para epicondilitis, Codera para epicondilitis y codera Epitrain – (Ortesis activa de codo)

  • Sistema de separación de plaquetas GPS III.  Los factores de crecimiento concentrados pueden reducir la inflamación, conduciendo a la reducción de la necesidad de medicación para el dolor, conduciendo a mejor movilización y vuelta más rápida a una actividad física plena.  En lo personal este tratamiento lo utilizamos en nuestra unidad con excelentes resultados de nuestros deportistas
  • No utilizar glucocorticoides  

Prevención

 la prevención. Tenemos que empezar a concienciarnos de             la importancia de los ejercicios preventivos, de rotación interna y de rotación externa, Por último, no nos podemos olvidar de los estiramientos, tan importantes para prevenir ésta y cualquier lesión.

Dr Basco Bracamonte, Traumatólogo de reconocida trayectoria en Venezuela y América

Basco Bracamonte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *