Julio César Chávez: «Opté por quitarme la vida, gracias a Dios la pistola no disparó»

Esta es la historia del mejor boxeador mexicano de la historia

El excampeón mexicano, Julio César Chávez, confesó uno de los episodios más críticos de su vida, donde intentó suicidarse debido a los problemas personales que surgieron en su etapa de mayor éxito en el boxeo.

«Tenía muchos años drogándome, le hice mucho daño a mi familia. Cuando toqué fondo es cuando quise quitarme la vida, empecé a vomitar sangre, se me vino el mundo encima, empecé a perder todo lo que había ganado, me demandó mi esposa porque era drogadicto y alcohólico, porque la trataba mal; me demandó Don King, me demandó el Gobierno de México», dijo para Super Deportivo Radio por Radio Villa Trinidad.

Sentí que se me venía el mundo encima y opté por quitarme la vida. Afortunadamente gracias a Dios la pistola no disparó y cuando disparó salió para otro lado el balazo pero sí pasé momentos muy tristes en mi vida y tuve que tocar fondo y meterme a una clínica de rehabilitación donde pude curarme y tratar mi adicción», añadió el sinaloense.

Para finalizar, Chávez recordó que «precisamente ayer cumplí once años sin drogas y sin alcohol, once años limpio».

Tomado de MARCA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *