26 de septiembre de 2021

Anthony Davis con su «Mamba shot» a los 2.1 segundos.

La NBA con el ojo del «Ratón»

Osmer Bracamonte

Este fue el tipo de momento que Anthony Davis ha estado anhelando, el tipo de oportunidad que lo llevó a Los Angeles Lakers.

Quedan dos segundos con los Lakers perdiendo por un punto en el Juego 2 de las finales de la Conferencia Oeste. Por supuesto, quiere el balón, quiere hacer el tiro que hacen los grandes, el que hacen los campeones y las leyendas.

Davis drenó el «mayor tiro de su carrera hasta ahora», su triple en el timbre le dio a los Lakers una victoria de 105-103 sobre los Denver Nuggets para una ventaja de 2-0 en esta serie. A dos victorias de esa etapa más grande que Davis ha estado anhelando.

La celebración dentro del AdventHealth Arena fue silenciosa en comparación con lo que podría haber sido en un Staples Center abarrotado con una multitud local que se unió al pandemonio que dejó al novato de los Lakers, Talen Horton-Tucker, aplastado después de que Davis saltó sobre una multitud de sus compañeros de equipo después de que a chicharra sono.

El entrenador de los Lakers, Frank Vogel, lo llamó un «Mamba Shot». Los Lakers vestían sus uniformes de «Black Mamba», en honor al fallecido Kobe Bryant. Y Davis canalizó su Kobe interior en ese momento. No lo dudó, levantándose y disparando como lo hizo Bryant, el ícono de los Lakers, tantas veces durante su carrera en el Salón de la Fama.

El tercero sera este marets a las 9:00pm. hora del Este.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *