23 de noviembre de 2020

Zidane, Benzema y el lío del ‘9’

El Real Madrid tiene hasta cuatro delanteros centro en nómina, un hecho poco habitual en las confecciones de equipos del máximo nivel. Se trata de Benzema, Jovic, Borja Mayoral y Mariano, aunque éste no viajó a San Sebastián tras ser operado el pasado miércoles de amigdalitis. Su paso del por quirófano no alteró ni una micra los planes de Zidane, que no cuenta con Mariano en absoluto, a pesar de su elevada ficha, principal obstáculo a una salida en forma de traspaso o cesión a la que el jugador se niega pese al criterio del técnico y del club.

El caso de Mariano no es excepción, sino norma en la categoría de los ‘9’ del Real Madrid. Zidane sólo cuenta con Benzema, que es el menos ariete puro de los cuatro de los que dispone. En la primera ocasión que se le presentó, el duelo ante la Real, demostró que no confía en Jovic ni en Mayoral. Con el equipo atascado en ataque, incapaz de traducir en remate el buen juego de varios tramos, Zidane prefirió recurrir a dos campeones de Europa en categoría juvenil, Marvin Park y Sergio Arribas, antes que dar entrada en el terreno de juego al delantero serbio o al ex del Levante. Zidane se escudó en que no quería alterar el dibujo, que con la entrada de Odegaard formó en un 4-2-3-1. Rodrygo Vinícius muy abiertos a las bandas, pero sin que sus centros no encontraran rematador, porque Benzema, pese a sus innumerables virtudes, no es un killeral uso. Su sociedad con Odegaard es prometedora, pero ambos fabricaron un fútbol de toque y asociativo que, por lo que se vio en San Sebastián, carece de filo.

Pero Zidane sigue fiándolo todo, en lo que a aportación anotadora se refiere, al acierto de Benzema, un futbolista que ha demostrado tener gol, aunque menos que los grandes tiburones del fútbol europeo, como su ex compañero Cristiano, Leo Messi, Robert Lewandowski o Kylian Mbappé. La esperanza de ZZ es que el resto de futbolistas aporten los tantos que Karim, pese a su buena voluntad, no tiene en sus botas, pero en Donostia no estuvieron, entre otros, Asensio Hazard, dos futbolistas a los que la salud impidió la temporada pasada aportar apenas nada en el aspecto anotador. Dos jugadores de los que se espera un paso al frente en este ejercicio, pero a los que los fantasmas físicos del pasado siguen persiguiendo en el arranque del nuevo curso.

Video thumbnail
Zidane: «No tengo nada contra Jovic»

Tampoco Vinícius y Rodrygo, los compañeros de Benzema en San Sebastián, pasan por ser torrentes goleadores. Se trata más bien de generadores de ocasiones, aunque el ex del Santos fue el tercer mejor artillero del equipo en el curso 19-20 (7 goles). El segundo, no lo olvidemos, fue Sergio Ramos, un central (13). El brasileño y el capitán fueron los dos principales sustentos de Karim (27 dianas), lo que bastó para conquistar LaLiga, pero fue claramente insuficiente en la Champions.

En este sentido, el horizonte del equipo blanco parece haber variado muy poco. Al equipo le sigue faltando gol y Zidane no ve solución en lo que a día de hoy tiene en plantilla. El papel de Mariano el curso pasado fue residual (84 minutos, un gol), pero el entrenador del Madrid tampoco parece tener mucha más confianza en Jovic, que en la 19-20 vio reducidos a dos tantos (806 minutos) los 27 que, en el curso anterior, le abrieron las puertas del Bernabéu procedente del EintrachtMayoral por su parte, hizo nueve dianas en el Levante, pero a ZZ le parece poco aval para hacerle un hueco en la rotación del campeón de Liga. En suma: primera jornada de Liga y, como ocurrió en el curso pasado (y casi desde la marcha de Cristiano a la Juventus), en el Madrid sigue el lío del ‘9’.

MARCA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *