Flippo «GANNA» la Etapa 5 del Giro, y demuestra la clase de corredor completo

Súper análisis completo de la etapa de hoy y de las posibilidades para el día de mañana.

Filippo Ganna demostró su poderío también en la montaña y sumó su segunda victoria en este Giro de Italiatras la conquista de la contrarreloj del sábado. 34 segundos más tarde entraron en meta todos los favoritos, por lo que ninguno de ellos perdió tiempo con sus rivales tras el ascenso y el descenso al Valico di Montescuro. Así las cosas, Joao Almeida mantuvo el maillot rosa una jornada más, además de sumar cuatro segundos de bonificacióntras el tercer puesto en meta por detrás de Patrick Konrad.Asimismo, Pello Bilbao se colocó segundo en la general.

El ciclista del Ineos Grenadiers, que conquista su primera victoria en línea como profesional, también se alza hasta el primer puesto de la general de la montaña tras pasar coronar primero el puerto de primera categoría y mañana lucirá la maglia azurra.

Una fuga tardía

La velocidad inicial del pelotón no permitió que la fuga se formase hasta el kilómetro 52 de carrera, aunque anteriormente seis ciclistas como Tratnik (Bahrein), Sagan (Bora), De Gendt (Lotto Soutdal), Howson (Michelton Scott), Narváez (Education First) y Denz (Sunweb) conseguían abrir un pequeño hueco con el gran grupo. Sin embargo, la rapidez del pelotón no facilitó el trabajo de los hombres de fuga y terminaban siendo cazados.

Minutos más tarde, volvían los ataques en la cabeza del pelotón y ocho ciclistas terminaron formando la escapada definitiva del día: Jan Tratnik (Bahrein), Carl Fredrik Hagen (Lotto Soudal), Filippo Ganna (Ineos Grenadiers), Salvatore Puccio (Ineos Grenadiers), Jhonatan Restrepo (Androni), Héctor Carretero (Movistar), Valerio Conti (UAE) y Edoardo Zardini (Vini Zabu), que en ambos puertos de tercera conseguía los nueve puntos que se repartían al primero que coronase.

El poderío de De Gendt

La fuga logró una renta máxima de cinco minutos mientras que por detrás el Deceunick Quick Step de Joao Almeidamanejó los tiempos del pelotón hasta el kilómetro 50, cuando el Astana y el Jumbo Visma entraron a colaborar con el conjunto belga para intentar neutralizar la fuga. En las primeras rampas del Valico di Montescuro, puerto de primera categoría que se coronó a falta de 11 kilómetros para la meta, Thomas de Gendt lanzó un ataque desde el pelotón y el colombiano del Movistar Einer Rubio entró a su rueda. Tras varios kilómetros, ambos terminaron entrado en la cabeza de carrera, donde los constantes cambios de ritmo de Héctor Carretero dejaron la fuga solamente con tres componentes (Carretero, Ganna y Zardini).

Nada más llegar a la cabeza de carrera, De Gendt y Rubiocambiaron el ritmo y solo Ganna consiguió seguir la rueda de ambos. El italiano del Ineos Grenadiers se vio con fuerza y tras varios kilómetros cerrando el trío de cabeza lanzó un ataque que ninguno de los dos pudo seguir. El que fue maglia rosa en las dos primeras etapas abrió hueco y se lanzó en el descenso en busca de su segunda victoria en este Giro de Italia que terminó llegando en Camigliatello Silano. Por detrás, Rubio y De Gendt fueron neutralizados por el pelotón, donde ninguno de los líderes cedió ningún segundo respecto a sus rivales.

Clasificación general:

la quinta etapa del Giro de Italia, en el regreso de la alta montaña en la competencia. Por otro lado, Joao Almeida sigue siendo el líder de la clasificación general.

En un día largo por los 225 kilómetros recorridos entre Mileto y Camigliatello Silano, los pedalistas tuvieron un gran desgaste en la competencia por los tramos ‘rompe piernas’ que presenciaron, pues esta fue la tercera fracción más larga de la presente edición del Giro; además, los puertos de montaña fueron de gran exigencia.

En un trayecto ondulado, el punto clave fue el ascenso al Valico di Montescuro, un puerto de primera categoría con la cima a 10 kilómetros de meta. De casi 25 kilómetros hacia arriba, el desnivel comenzó al 5,6%, dentro de Spezzano della Sila, de hasta el 18%, a lo largo de una calzada muy ancha con varias curvas cerradas.

Durante el día se presentaron varios escapados del pelotón general, entre ellos se destacó el nombre de Filippo Ganna (Ineos), Thomas de Gendt (Lotto Soudal) y el colombiano Einer Rubio (Movistar), que le sacaron una ventaja de casi 1:30′ al grupo del líder Joao Almeida.

Sin embargo, en el ascenso rumbo al puerto del Valico di Montescuro fue Ganna quien se lanzó al ataque, se hizo con los puntos del premio de montaña para ponerse líder de este escalafón e inició el descenso solo en busca de la victoria del día. Por su parte, el grupo Almeida conectó a Rubio y de Gendt y apretó el paso para alcanzar a Ganna. También el italiano Vincenzo Nibali (Trek-Segafredo) apretó el paso en el grupo favoritos para cazarlo, pero la diferencia se mantuvo entre los 40 a 35 segundos.

Estaba claro que la ascensión a Valico di Montescuro iba a decidir la quinta etapa del Giro, así que el Movistar la afrontó con dos hombres: Héctor Carretero forzaba en la fuga, Einer Rubio saltaba desde el grupo de los favoritos a rueda de Thomas de Gendt. También el Ineos dispuso de dos corredores en la escapada, Filippo Ganna y Salvatore Puccio. Como ya sucedió en el Tour tras el abandono de Egan Bernal, el equipo británico se puso manos a la obra para enmendar la retirada de Geraint Thomas. Dio igual la experiencia de De Gendt, la chispa de Rubio o echar cuentas sobre superioridades numéricas. Ganna, esforzadísimo y con una subida a ritmo, fundió a Rubio y De Gendt, sostuvo el pulso a los aspirantes a la general y celebró su segunda victoria en la ronda.

fuentes; AS-ANTENA 2- MARCA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *