Fiesta para los galos en el GIRO, Arnaud Démare lo hizo de nuevo

La Ciclamino cambia de dueño, lea también todo el análisis de la Etapa de Mañana

Arnaud Démare ganó la etapa 6 del Giro de Italia que se presentó entre Castrovillari y Matera con 189 kilómetros de trayectoria, en un día hecho para velocistas; no obstante, los sprinters tuvieron que luchar en difíciles tramos antes de llegar a la meta. 

Pese a que todo indicaba que el Bora con Sagan a la cabeza intentarían luchar por un triunfo de fracción, no se consiguió. Nuevamente el francés Démare logró su segundo triunfo, pero en esta ocasión fue muy superior en el embalaje final. El ‘galo’ es el nuevo dueño de la ‘maglia ciclamino’ de puntos.

El líder de la ronda italiana sigue siendo el portugués Joao Almeida del Quick Step, quien espera defender la ‘maglia’ el día de mañana en una jornada para sprinters.

Dos repechos importantes se presentaron al inicio de la competencia, con un sprint especial al kilómetro 62.2 en San Severino Lucano. Un descenso considerable aumentóla velocidad del pelotón hasta el otro sprint intermedio.  

En Svinic di Ferrandina se presentó la última meta volante para puntuar en la lucha por la maglia ciclamino. El ascenso a Millotta fue la prueba más complicada de la fracción, esta contó con un puerto de tercera categoría.  

Hubo un gran número de escapados en los primeros pedalazos, pero poco a poco el pelotón apretó para cazar en los últimos 30 kilómetros. Equipos como el Bora apretaron nuevamente el lote, en busca de poder ubicar a su corredor estrella, Peter Sagan, en una buena posición para el embalaje final. 

El último corredor que intentó aguantar la fuga fue James Whelan del EF, pero el pelotón lo conectó a 15 de meta.  De ahí en adelante ya fue aguantar hasta la meta, donde los lanzadores prepararon a sus fichas y el francés Arnaud Démare volvió a conseguir un triunfo.

El Bora-Hansgrohe trabajó más que nadie preparando la primera victoria de Peter Sagan en la ‘Corsa Rosa’ pero una vez más tuvieron que ver como otro velocista se llevaba el merecido reconocimiento en línea de meta, además de arrebatarle la maglia ciclamina de la regularidad.

La ilusión se queda en nada

Después de presentar corredores en la fuga todos los días, los Androni y Vini Zabu tampoco tuvieron recompensa en el paso por el Pollino, donde seguro se hicieron ilusiones al ver que llegaban a tener por momentos casi diez minutos de diferencia con el gran grupo. La victoria en el Giro de Italia es muy cara y los Bora Hansgrohe de Peter Sagan no permitieron que se tirase la etapa, haciendo gran parte del trabajo desde que quedaban 100 kilómetros a meta. La exhibición de poderío del gran grupo fue tremenda e hizo ver rápidamente a Mattia Bais (Androni), Filippo Zana (Bardiani), James Whelan (Education First) y Marco Frapporti (Vini Zabu) que hoy tampoco sería su día.

Estrategia fallida una vez más para Sagan

La nueva realidad de Peter Sagan pasa por elegir perfectamente la etapa en la que esforzarse y plantear una estrategia meticulosa de cara al apretón final. Aunque estaba claro que los velocistas puros no iban a llegar con opciones después de un final exigente en el que había rampas de hasta el 10% antes de encarar las últimas curvas,el Bora Hansgrohe optó por calmar la carrera para evitar que ningún ciclista de peso se animase a lanzar su apuesta desde lejos. El que hasta hoy era maglia ciclamino sabe que tiene compromisos infinitos para justificar los cinco millones de euros que le mantienen como el ciclista mejor pagado del mundo pero se vio involucrado en un frenazo en la última curva y tuvo que ver en la distancia la espectacular victoria de Démare.

Entretanto, la etapa 7 del Giro de Italia tendrá nuevamente un duelo de sprinters, pero en este caso más marcado porque no habrá puertos de montaña y la fracción contará con un recorrido entre Matera y Brindisi con 143 kilómetros de recorrido. 

Nuevo duelo por la camiseta de puntos se presentará en dos sprints especiales en el kilómetro 65.5 y 78.5. 

Resumen y clasificación tras la etapa 6 del Giro de Italia

Resumen de la etapa:

Etapa de transición cruzando el Parque Nacional de Pollino con final al esprint en Matera, donde Arnaud Démaredemuestra por segunda vez en la edición su superioridad. La primera privó en la foto finish a Peter Sagan de su primer triunfo en la carrera, mientras que en esta no dio ninguna posibilidad a nadie y casi consigue picar tiempo con el segundo clasificado Michael Matthews, metros por detrás. Los Bora Hansgrohe pusieron toda la carne en el asador para preparar la llegada del eslovaco pero la última curva donde tuvo un pequeño parón le privó de nuevo de cualquier posibilidad.

Oportunidad para los velocista puros en la etapa 7

Todo preparado para la etapa de mañana. El pelotón agradecerá la salida en la misma localidad de Matera y la falta de traslado para preparar la etapa llana de 143 kilómetros de mañana donde la dificultad principal no serán las cuestas si no la velocidad en los últimos kilómetros de los trenos de los grandes velocistas puros. ¿Podrá Démarevencer a Gaviria, Viviani o el propio Sagan por tercera vez en Brindisi?

Jornada prácticamente plana en su conjunto, a lo largo de caminos principalmente anchos y rectos. Los últimos 5 kilómetros también serán por carreteras cómodas y en parte por calles de la ciudad caracterizadas por giros consecutivos y estrechamiento parcial de la carretera a medida que se acercan a meta. La recta, larga, supera los 1.000 metros antes del previsible sprint en Brindisi.

En esta ocasión será una fracción para velocistas, pero sin ningún puerto de alta montaña. Algunos desniveles estarán en el recorrido, pero sin mucha importancia. 

Nuevamente el duelo por puntos para la maglia ciclamino protagonizará el día. La jornada contará con un recorrido entre Matera y Brindisi con 143 kilómetros de trayecto. Habrá dos sprints especiales en el kilómetro 65.5 y 78.5.

Entretanto, el francés Arnaud Démare (Groupama FDJ) logró el doblete al esprint al imponerse en la sexta etapa del Giro de Italia, disputada entre Castrovillari y Matera, de 188 kilómetros, en la que el portugués Joao Almeida (Deceuninck Quick Step) conservó la maglia rosa de líder.

El campeón de Francia, de 29 años, no dio opción a sus rivales y levantó los brazos con autoridad con un tiempo de 4h.54.38, por delante del australiano Michael Matthews (Sunweb) y del italiano Fabio Felline (Astana).

Los favoritos entraron en el bloque principal, con el portugués Joao Almeida de rosa, seguido en la general por el español Pello Bilbao (Bahrain McLaren) a 43 segundos y por el holandés Wilko Kelderman (Sunweb) a 48.

La jornada estuvo protagonizada por una escapada de 4 hombres que aguantaron hasta la pancarta de 15 kilómetros a meta: Whelan (EF Pro Cycling), Frapporti (Vini Zabu), Bais (Androni) y Zana (Bardiani), momento en que los equipos de los esprinters activaron el protocolo para jugarse la etapa por velocidad.

Este viernes la séptima etapa llevará al pelotón desde Matera a Brindisi a través de 143 kilómetros. Image

Giro de Italia 2020 - etapa 7

Giro de Italia 2020 –

Portugal sigue arriba;

Joao Almeida tiene 43′ de ventaja sobre Pello Bilbao.

Clasificación general:

Arnaud Démare celebra en línea de meta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *