Las claves de una Hermosa Final

Nole vs Rafa RG2020


Roland Garros 2020 tendrá, a partir de las 15.00 horas, la final soñada. Novak Djokovic, número uno mundial, ante Rafael Nadal, segundo del ranking y amo y señor de la tierra de París con 12 títulos. La final pasará por una serie de detalles que pasamos a desgranar.

Condiciones climáticas. París ha amanecido por tercer día seguido con sol y una temperatura agradable. Se espera que en la final haga unos 14 grados por lo que habrá menos humedad y la pelota botará un poco más que si lloviera, amenazara lluvia o bajaran los grados. A Nadal le beneficia que la pelota coja el máximo de efecto posible mientras que a su rival le interesa pegar por encima de la cintura, pero en ningún caso por encima del hombro.

Video thumbnail
Djokovic cede el favoritismo a Nadal: «He perdido casi siempre contra él en esta pista»

Estado físico. Djokovic ha estado en pista 1 hora y 23 minutos más que Nadal para plantarse en la final de los Internacionales de Francia. El serbio, además, sufrió problemas en el cuello y en el hombro en su duelo de cuartos con Pablo Carreño por los que tuvo que ser atendido. No se le notó diezmado en las semifinales con Stefanos Tsitsipas, pero ayer entrenó con un aparatoso vendaje kinesiotape. Rafa, a pesar de los casi siete meses de inactividad, se ha puesto en forma durante la competición.

El cara a cara entre ambos. Novak domina en los enfrentamientos directos por 29 victorias a 26. Y ya sabe lo que es ganar a Rafa en todas las grandes pistas de la tierra europea, dígase Montecarlo, Madrid, Roma y París. El serbio ha decantado a su favor 14 de los últimos 18 partidos entre los dos quizás esa es la cifra más preocupante para el español.

Video thumbnail
No es un tenista cualquiera, es Rafa Nadal y éste fue su mejor punto de la semifinal

La táctica. Nadal suele cargar su juego hacia el revés de sus adversarios. Cuando se mide a Djokovic tiene un problema y es que el revés del tenista de Belgrado es su mejor golpe. De esta forma, las diagonales con su derecha deberían apuntar hacia la derecha del rival. Será fundamental la capacidad que tenga para abrir la pista con el revés cruzado.

Servicio. A Rafa le falló el saque en Roma, pero lo ha recuperado en Roland Garros. A pesar de jugar sobre tierra, y no tener tanta importancia la velocidad del servicio, sí la tiene el porcentaje. Delante tendrá a Djokovic, que es el mejor restador del planeta y el que tira más largo para empezar dominando el punto aunque sea desde la devolución.

Las dejadas. Los tenistas han aprovechado el bote bajo de la pelota en la presente edición del torneo para especializarse en las dejadas, que se ha convertido en un gran recurso. Djokovic las hace muy bien con el revés, ya sea para ganar el punto o atraer al rival a la red, mientras que Rafa las práctica a menudo con su derecha.

La importancia del primer set. Aunque se espera que sea una final con alternativas y larga, quien gane la primera manga dará un golpe de efecto a su contrincante. En especial si el ganador es Nadal, que parece llegar más entero a nivel físico.

Aspecto emocional. Nadal llega con un poco más de presión por toda la historia que hay en juego. La triple cifra de 13 títulos, 20 ‘Grand Slam’, igualando la marca de su amigo Roger Federer, y 100 partidos ganados en Roland Garros de los 102 disputados. Djokovic ha intentado sacarse toda la presión de encima diciendo que ha habido finales más importantes para él como la primera de Wimbledon o incluso su primera en Francia.

Ritmo de competición. Djokovic llega más rodado porque lo ha jugado todo desde que se reanudó el tenis tras el parón por la pandemia. Estuvo en Cincinnati, en el US Open y después ganó en Roma. Rafa sólo ha tenido como preparación su paso por el polvo de ladrillo del Foro Itálico donde cedió en los cuartos con Diego Schwartzman.

Una pista diferente. Aunque Djokovic le ha ganado siete veces a Rafa en tierra y una de ellas fuera en Roland Garros, el español tiene fijada su guarida en la Philippe Chatrier. Allí ha acabado con la resistencia de su gran rival en cinco ocasiones antes. La primera de ellas fue en los cuartos de 2006, cuando el serbio se retiró con problemas de respiración tras perder los dos primeros sets.

MARCA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *