Tao Geoghegan Hart se lleva la pared del Piancavallo.

Team Ineos rider Great Britain's Tao Geoghegan Hart celebrates as he crosses the finish line to win the fifteenth stage of the Giro d'Italia 2020 cycling race, a 185-kilometer route between Base Aerea Rivolto and Piancavallo on October 18, 2020. (Photo by Luca Bettini / AFP)

Análisis de la etapa de hoy y toda la previa de la etapa 16; Unide-San Daniele del Friuli (229 km)

Resumen y clasificación tras la etapa 15
Resumen y clasificación tras la etapa 15 

Etapa para el recuerdo en Piancavallo, donde Wilco Kelderman ha dado un tremendo golpe encima de la mesa y llegando incluso a casi arrebatarle la maglia rosa a Joao Almeida. El Sunweb trabajó toda la jornada con Nico Denzen la neutralización y Jai Hindley en el último puerto, donde llevó a su líder a la segunda posición por detrás de Tao Geoghegan Hart, que se llevó la etapa en el último esprint

El esfuerzo titánico de Kelderman le permitió quedarse a tan solo 15 segundos en la general de Almeida antes de la jornada de descanso y a más de tres minutos de los demás favoritos como Vincenzo Nibali, Pello Bilbao o Rafal Majka.

En Piancavallo donde Kelderman dio un tremendo golpe encima de la mesa y la etapa se la llevó Tao Geoghegan Hart.

Almeida Sufríó

Almeida vivió sus primeras grandes dificultades en este Giro, pero consiguió limitar su retraso y entró a 37 segundos de Kelderman, lo que le permitió aferrarse a la maglia rosa de líder de la general, con quince segundos de ventaja sobre el corredor holandés del Sunweb.

El español Pello Bilbao (Bahrein McLaren), el italiano Vincenzo Nibali (Trek Segafredo) o el polaco Rafal Majka (Bora) pagaron el final en alto en Piancavallo y se alejaron del líder.

Tras la contrarreloj del sábado, ganada por el campeón mundial Filippo Ganna (Ineos), y en la que Almeida reforzó su maglia rosa yendo, según admitió él mismo, incluso más fuerte de lo que esperaba, la montaña puso a prueba las piernas de los grandes.

Se enfrentaron a una larga serie de subidas, con el Sella Chianzutan (2a, 10,6 kms al 5,4 % de pendiente media), el Forcella di Monte Rest (2a, 7,4 kms al 7,5 %), o el Pala Barzana (2a, 13,3 al 4,4 %), antes del final en alto en un puerto de 1a con 14,4 kms al 7,8 % y cumbres del 14 %.

Fueron once los corredores que buscaron gloria al comienzo de la etapa, entre ellos los españoles Sergio Samitier (Movistar) o Daniel Navarro (Israel Start Up), pero fue el australiano Rohan Dennis (Ineos), segundo en la crono del sábado, el que encaró primero la escalada a Piancavallo, con el pelotón a menos de dos minutos.

La escalada le pasó factura a Dennis, quien se rindió a diez kilómetros del final y muchos grandes de la general se enfrentaron a sus primeras dificultades verdaderas en este Giro.

Pello Bilbao (Bahrein McLaren), Vincenzo Nibali (Trek Segafredo), el danés Jakob Fuglsang (Astana), el polaco Rafal Majka (Bora) y Domenico Pozzovivo (NTT) fueron los primeros en pagar el desgaste de energías mientras que el equipo Sunweb mantenía a Hindley y a Kelderman al frente de la carrera, junto a Tao Geogheghan Hart.

A 6.800 metros de la meta, llegó para Almeida el momento más duro. Hindley aceleró y se llevó consigo a Geogheghan Hart y a Kelderman, mientras que Almeida empezó a perder metros. Lo dio todo para mantenerse pegado, al menos a nivel visual, cerca de los líderes, pero la subida le pasó factura.

A 500 metros del final, Kelderman intentó atacar en busca del triunfo y de los 10 segundos de bonus, pero tuvo que conformarse con la segunda plaza, pues Geogheghan Hart estuvo incontenible.

Un épico Almeida se sobrepuso a las dificultades y entró a 37 segundos de Kelderman, lo que le permitió mantener quince segundos de ventaja al frente de la general, y se tumbó en el suelo al acabar la etapa, visiblemente agotado por el esfuerzo.

Hindley completa el podio de la general con 2:56 de retraso respecto al líder, mientras que Geogheghan Hart asaltó la cuarta posición, a 2:57.

Los demás grandes vieron incrementarse su retraso. Pello Bilbao es quinto a 3:10, Majka es sexto a 3:18 y Nibali es séptimo a 3:29.

El ecuatoriano Jhonathan Narváez (Ineos), quien conquistó la duodécima etapa en Cesenatico, tuvo que retirarse del Giro tras sufrir una caída en una bajada junto al francés Nicolas Edet (Cofidis).

La llegada de los Alpes, tras la jornada de descanso

El lunes una nueva ronda de test PCR marcará el progreso sin sobresaltos del Giro en la etapa de descanso antes del comienzo de la última semana de competición. Desde el martes volverá la emoción de la lucha por el rosa en una etapa extrema entre Udine y San Daniele del Friuli con 229 kilómetros de recorrido y constantes dificultades. Será muy difícil que algún equipo pueda controlar la carrera, por lo que una fuga numerosa podría marcar el ritmo por delante, mientras que por detrás todos los que quieran mantenerse con alguna opción tendrán que moverse .

La carrera entra ya en la última semana con una larga jornada compuesta por seis cotas, todas ellas de tercera categoría. Habrá un circuito final en el que la cota de Monte di Ragogna se asciende hasta en tres ocasiones, todas ellas en el tramo decisivo de la etapa. Se trata de una zona de Italia rodeada de colinas y a la vez cerca del mar y las montañas, próxima a la frontera con Austria y Eslovenia.

Kelderman, clarito hoy, Almeida luchador y Nibali… no baja las aletas nunca

Había dicho Wilco Kelderman que hoy no parecía un día en el que romper la carrera en la subida a Piancavallo, pero parece que iba de farol el neerlandés porque hizo saltar todo tipo de fuegos artificiales en el último puerto del día. El Sunweb, con una escuadra de un nivel extraordinario fue echando de la carretera uno a uno a todos los favoritos en la parte más dura de la subida. Lucía el sol y Jay Hindley puso la directa con una cadencia estratosférica para guiar a su líder hasta un zarpazo definitivo que no pudo concluir en victoria ya que Tao Geoghegan Hart, muy inteligente y conocedor del real objetivo de Kelderman, se llevó la victoria en el esprint final. Ineos sigue enderezando la temporada en este Giro de Italia, donde ya se ha proclamado campeón en cinco etapas.

Piancavallo es un infierno y ninguno excepto el propioKelderman pudo vencerlo sin dejarse una minutada en el camino. Tanto Vincenzo Nibali, Jakob Fuglsang o Pello Bilbao perdieron otro minuto y medio más y se sitúan a más de tres ya con respecto al líder. El gran aliado de hoy en Piancavallo de KeldermanJai Hindley sube hasta el podio y completa el doblete virtual del Sunweb, justo por delante del vencedor de etapa Geoghegan Hart, que también escala desde la undécima posición hasta la cuarta antes de los Alpes.

Un verdadero líder vestido de rosa

Joao Almeida no pudo aguantar más a seis kilómetros de línea de meta, pero su carácter no le permitió dejarse llevar ni un minuto. Con un semblante en el que cada centímetro demostraba un esfuerzo al límite, el portugués terminó siendo el mejor de los mortales a pesar de haber tenido que subir en solitario y mantiene la maglia rosa con 15 segundos de márgen. Con la etapa de descanso por delante, el luso tendrá que recuperar las fuerzas que ha gastado hoy y que le mantienen en la lucha por el trofeo ‘Senza Fine’ en una pelea que parece tener únicamente dos apellidos: Kelderman y Almeida.

Rohan Dennis, en busca de la gloria por orgullo

Con la exhibición de Filippo Ganna en las contrarrelojes, el papel de Rohan Dennis dentro del todopoderoso Ineosse había visto relegado a un segundo plano y el australiano se despertó con ganas de guerra. El contrarrelojista se metió en la fuga del día con los españoles Dani Navarro (Israel Start-Up Nation) y Sergio Samitier (Movistar), además de Thomas de Gendt (Lotto Soudal), que fue el último en aguantarle la rueda en el último puerto previo a Piancavallo, al que llegó con dos minutos de ventaja sobre el pelotón.

Sin embargo, y como era esperado, los gallos comenzaron a lanzar a sus ‘tropas’ en busca de la clasificación general y el trabajo primero de Astaná y después de Sunweb hicieron que la ventaja se desvaneciera en apenas cinco kilómetros de cuestas.

Nico Denz marca su ley en el pelotón

Mucho antes de la exhibición de Jai Hindley en Piancavallo, los Sunweb ya presentaron su candidatura.Sabedores de que los Deceuninck van muy cómodos liderando al gran grupo, fue Nico Denz (Sunweb)el encargado de poner el modo locomotora en marcha durante infinidad de kilómetros para tensar la cuerda e intentar desgastar a la ‘manada’ en los puertos previos al Piancavallo. El corredor alemán se lo dejó todo en pos de su líder Wilco Kelderman durante casi 40 kilómetros cara el viento, mostrando una vez más la valentía e intenciones del neerlandés en la lucha por la maglia rosa.

Nibali se queda solo ante el peligro

Que Vincenzo Nibali no está demostrando unas fuerzas espectaculares en este Giro es una realidad, pero es que el ‘tiburón’ está viendo como sus grandes guardaespaldas en los puertos se van bajando de la bicicleta. La primera mala noticia fue el abandono de Giulio Ciccone, a la que se ha sumado hoy el de Gianluca Brambilla por fuertes dolores en la rodilla. La fortaleza del equipo va a ser clave en la última semana con los Alpes y Nibali va a partir en la pelea por recuperar el tiempo con desventaja.

Fuentes; Antena 2, MArca, As, CyclingMas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *