Mañana vive La Vuelta y el Giro por RADAR DEPORTIVO

Team Ineos rider Great Britain's Tao Geoghegan Hart celebrates as he crosses the finish line to win the fifteenth stage of the Giro d'Italia 2020 cycling race, a 185-kilometer route between Base Aerea Rivolto and Piancavallo on October 18, 2020. (Photo by Luca Bettini / AFP)

n atípica Vuelta a España, amenazada por la meteorología otoñal y el coronavirus, arranca el martes en Irún (País Vasco, norte), con el esloveno Primoz Roglic, vencedor el pasado año, como firme aspirante a revalidar el título.

La pandemia que obligó a trastocar el calendario ciclista desplazando dos meses a la Vuelta de sus fechas habituales, también la ha amputado de sus tres primeras etapas previstas inicialmente en Holanda.

Sin todavía haber empezado la prueba, el nuevo coronavirus ya ha causado dos bajas en los equipos Bahrain-McLaren y Sunweb, aunque ninguno de los afectados es ciclista, según la organización de la prueba, que ha puesto a punto un estricto protocolo sanitario.

Burbujas sanitarias para los ciclistas, que prácticamente irán del hotel a la carrera y viceversa, pruebas de covid-19 y un estricto control del público, que no podrá acudir a ninguna de las llegadas en alto de esta montañosa 75 edición de la ronda española.

Inicia semana final del Giro

a decimosexta etapa del Giro, que se disputará este martes entre Udine y San Daniele del Friuli, de 229 kilómetros, es la segunda más larga de la presente edición, una jornada con abundantes subidas y bajadas que serán un castigo serio para los corredores.

Los primeros 150 km hasta la entrada del circuito de San Daniele del Friuli tienen una secuencia de toboganes con tres cotas. La primera, la Madonnina del Domm (2a, 10,8 kms al 7,1 de pendiente media), es la más larga y empinada. La siguiente, la del Monte Spig (3a), es de 2,8 al 10 por ciento, una dificultad corta pero explosiva y le sigue la Cota de Monteaperta (3a), de 3,3 kms al 7,6).https://www.youtube.com/embed/e_EwDRtxCLI?autoplay=0&start=0&rel=0

Una vez en Majano se ingresa al circuito que está cubierto casi por completo antes del acceso a su llegada. Después de la entrada, el pelotón se enfrentará al muro del Castillo de Susans, con una pendiente de 1 km con pendientes de hasta el 16 por ciento.

Después de un breve descenso a unos pocos kilómetros planos, se llega el Monte di Ragogna (2.8 km a 10.4 de promedio y 16 máximo) que se subirá dos veces más en las dos vueltas del circuito. Sigue un descenso corto y exigente y el acercamiento a la llegada a través de caminos ondulados.

A 3 km de la meta se entra al área habitada de San Daniele para enfrentar algunos repechos que conducen a los últimos km y al muro de via Sottomonte, con una cuesta terrible del 20 por ciento, seguido de un descenso muy corto para llegar al final de 200 metros al 10 por ciento.

El portugués Joao Almeida (Deceuninck Quick Step) defenderá un día más la maglia rosa, esta vez con una ventaja de 15 segundos sobre el neerlandés Wilco Kelderman (Sunweb) y de 2.16 minutos respecto al australiano Jai Hindley (Sunweb).

Fuente EFE Antena 2

En Radar EL GIRO

En RADAR LA VUELTA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *