Clásico que le da aire al Madrid, un «cataluñazo» sin lugar a dudas

Cuando se habla de que los Clásicos son imprevisibles es por partidos como este. El Real Madrid reconquistó el liderato y el orgullo en el escenario más complicado, el Camp Nou, con un triunfo trabajado y de mérito, redondeado con un final espectacular que pudo acabar en goleada. El Barça jugó bien durante una hora larga, respondiendo con rapidez a la ventaja bianca y dominando sin remate. El penalti señalado por el VAR por agarrón de Lenglet a Ramos, que lo fue, pinchó el globo azulgrana. Las dudas se quedan en Barcelona.

Sorprendió un arranque tan fulgurante, casi tanto como la alineación de Koeman. Sentó a Griezmann, que fichó para jugar estos partidos, y puso a Pedri en banda derecha. Valiente. Como Zidane, que llegaba exigido y no amarró: tres puntas. Insistió con Asensio en la derecha, que se recompuso del despiste inicial y fue creciendo con el partido. El dibujo azulgrana concedió libertad absoluta a Messi, que disfrutó como en los mejores tiempos apareciendo en ataque y en defensa. El argentino tuvo una ocasión extraordinaria, servido por Ansu Fati, en una contra facilitada por el saque rápido de Neto tras un córner. En derecha, tuvo tiempo para armar el remate después de dejar clavado a Ramos. Era gol o gol, con Courtois desplazado. El belga, en estado de gracia, intuyó el disparo, tiró de muelles y lo sacó. Milagro.

os problemas defensivos del Madrid quedaron patentes durante la semana, y no desaparecen de un día para otro. Varane fallaba al tirar la línea, y en el medio Casemiro sufría para achicar agua. Se llevó la amarilla al tirar la zancadilla a Messi, en una arrancada a campo abierto. El caso es que al otro lado también sufrían los volantes para seguir a sus pares. Vinícius leyó muy bien la entrada de Kroos por derecha, sirvió al área y Benzema, completamente solo, remató al centro. Detuvo Neto sin problemas. Se lesionó Nacho y Zidane apostó por Lucas de lateral, así que el experimento de Marcelo y Mendy queda descatalogado. Al descanso.

Real Madrid derrotó 3-1 al Barcelona en el Camp Nou en un partido flojo, pero con un club ‘merengue’ que supo aprovechar cada opción de peligro creada.

Un duelo muy parejo en los primeros minutos. El Madrid abrió el marcador rápido en el primer tiempo con un gol de Federico Valverde al 5′, tras aprovechar el espacio entre Busquets y Lenglet. 

Barcelona intentó buscar la igualdad y lo consiguió en poco tiempo: Ansu Fati puso el 1-1 al 8′ y el cuadro culé se fue por intentar la remontada, pero no contó con la precisión exacta para anotar el tanto. 

En ese instante el cuadro blanco había cedido espacio y el onceno ‘azulgrana’ llegaba con disparos de media distancia, genialidades de Lionel Messi y Ansu Fati. 

Para la segunda parte el encuentro bajó en su nivel: Barcelona tenía la posesión de la pelota, pero sin progresar. El 2-1 llegó por un penal que cobró el VAR al 60′, tras falta de Lenglet sobre Ramos en el área. El capitán blanco cobró y anotó y puso arriba al ‘merengue’. 

Koeman, desesperado, movió el banco a falta de 10 minutos para concluir el encuentro, pero no contó con el tacto para realizar los mejores movimientos, pues no mejoró en la creación y generación de juego.

Ya en los últimos minutos del encuentro, Luka Modric puso el 3-1 a favor del Madrid en un triunfo que, sin brillar, fue contundente para ascender posiciones en la tabla de la liga española y darle una nueva vida a Zinedine Zidane, técnico del cuadro blanco.FuenteAntena 2

Clasificaciones RADAR DEPORTIVO

Barcelona: Neto (7); Dest (6.5), Piqué (6), Lenglet (3), Jordi Alba (6); Sergio Busquets (4), Frenkie de Jong (5); Coutinho (6), Pedri (5), Ansu Fati(6.5); Messi(6).

Koeman(4)

Real Madrid: Courtois (7); Nacho(4), Varane (5), Sergio Ramos (8), Mendy (7); Valverde (7), Casemiro (7), Toni Kroos (6); Marco Asensio (6), Benzema (6.5) y Vinicius(5)

Zidane (8)

CALIFICACIONES MARCA

"Es un pequeño agarrón de Lenglet a Ramos, no hay motivo para señalar el penalti"

En el minuto 62 Martínez Munuera señaló penalti a favor del Real Madrid tras consultar con el VAR en una acción de Lenglet con Sergio Ramos. Una pena máxima muy protestada por los jugadores del Barcelona: «Estos pequeños agarrones no son motivo para señalar penalti. Habría que pitar 40 todos los partidos. Nada tiene que ver con la acción sobre el bético Sanabria en el partido ante la Real Sociedad donde el agarrón con camiseta rota incluida fue clarísimo», señaló Andújar Oliver en el programa 

RADAR DEPORTIVO, MARCA, AS, ANTENA 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *