Bochorno y Súper Ridículo del Madrid

PARTIDO DE COPA DEL REY ENTRE EL ALCOYANO Y EL REAL MADRID LUNIN

Que diablos es Alcoyano?

Histórico Alcoyano, bochornoso Real Madrid con un equipo que acabó lleno de titulares, de imprescindibles para un Zinedine Zidane que queda tocadísimo, que queda en el alambre. Crisis total y absoluta en el Bernabéu. El gol de Juanan entra en la historia.


ay noches que no están a la altura del Real Madrid, sobre todo del más reciente, el de Zidane, el de las tres Champions y dos Ligas, porque tiempos pasados y peores, mucho peores, los ha habido. La de Alcoy fue una de ellas, un espectáculo, pero para mal, rematadamente mal. El equipo que presentó el ténico era de circunstancias, porque entre otras cosas ha sido el galo el que ha ido apartando a la unidad B. El desempeño de los que tenían que tirar del carro, los Vinícius, Isco o Valverde, estuvo muy por debajo de lo esperado. Los que tenían que hacerse notar, caso de Odriozola o Mariano, pasaron inadvertidos. Los refuerzos de titulares llegaron tarde… o no llegaron. Resultado, una bochornosa derrota que abre una profunda crisis en la Casa Blanca y que deja a Zidane más tocado que nunca en el cargo, porque la derrota, además, llegó jugando contra 10.

Peleó el Alcoyano con todo lo que tuvo y obtuvo su recompensa, la de gritar un gol contra el Madrid, la de forzar la prórroga, la de acariciar el sueño de tumbar a un grande en El Collao… y hacerlo, a pesar de quedarse con 10. Los de Vicente Parras cumplieron con la hoja de ruta de su entrenador, defender juntos, ayudas, y tratar de aprovechar alguna llegada al final. Así fue, apoyados en un encomiable trabajo colectivo, rascando también, porque para salvas las distancias técnicas les hizo falta. El gol de Juanan supuso un puñal para el Madrid. Más mérito si cabe sin el aliento de la afición, la salsa sobre todo de estas rondas coperas con los equipos grandes en campos de Segunda B. Noche histórica para el Alcoyano, al que le sobraron moral… y bemoles.

José Juan Figueras, 41 años, hizo el partido de su vida. El gallego, que ha hecho paradas en cientos de campos de España, se agigantó contra el Madrid, imbatible desde lejos, con reflejos e intervenciones de todos los colores para lograr cerrar su puerta y permitir la victoria. Todo un premio a una trayectoria tan larga, currantes del fútbol que se pasan toda la vida lejos de los focos y que reciben su luz cuando menos se lo esperan.

Casi mil días tardó en debutar Andriy Lunin en partido oficial con el Real Madrid. Demasiado tiempo, incluso si lo circunscribimos a esta temporada, porque Zidane siempre rotó antes de la llegada de la Copa. El ucraniano apenas tuvo trabajo. En la primera mitad sacó una buena mano a un cabezazo que estaba invalidado por fuera de juego. En la segunda despejó de puños hasta cuatro balones, lo que algún compañero le reclamó no haber blocado. En el gol estaba muy tapado y falló Vini en la marca de Solbes. Tampoco se entendió con Chust en un balón largo. En cualquier caso, y no solo por este partido, pero si Zidane ha tardado tanto en darle la alternativa, cabe preguntarse si tiene nivel para ser el portero suplente del Madrid.

Falló con estrépito Lucas frente al Athletic pero Zidane no varió su fe en el gallego, al que le dio la 19ª titularidad consecutiva, esta vez en su puesto natural. El gallego gozó de tres buenas ocasiones (rozó la victoria en un cabezazo en el 86′) y acabó regresando al lateral en la prórroga, con Odriozola, primer partido de la temporada, cargado. En cualquier caso, con Nacho baja por contacto con un positivo y Carvajal con molestas, seguramente el de Curtis vuelva a formar en la foto del once frente al Alavés, pero de nuevo como ‘2’.

Mariano se ha quedado como única alternativa a Benzematras la marcha de Jovic, pero ni siquiera así Zidane le acaba dando 90′ para poder reengancharle a base de goles. El de Premiá fue titular pero apenas tuvo un balón en condiciones como para probar suerte. Solo pudo chutar desde fuera del área, y con la zurda, en los 66 minutos que estuvo en el terreno de juego. No se había cumplido la media hora y Benzema empezó a calentar. Mariano se peleó con todos, propios (recriminó a Lucas por no pasársela en una ocasión) y extraños (al choque, faltas y amarilla). Pero pasada la hora de juego, Zidane dijo que Game Over. ¿Por qué no le dio los 90 minutos para poder reivindicarse con un gol? ¿Tan necesario era que jugara Benzema? ¿No le echó en falta después con el empate?

MARCA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *