20 de septiembre de 2021

ManUnited por ahora sigue de líder pero ya tiene bien cerca al ManCity

La osadía de Paul Pogba para jugarse un disparo desde la frontal y clavarla junto al palo le valió al Manchester United para remontar al Fulham (1-2), llevarse los tres puntos y subir al liderato de la Premier League.

Los Diablos Rojos habían visto cómo unas horas antes se colocaban líderes sus vecinos del Manchester City, lo que les obligaba a un triunfo para recuperar la primera plaza.

Una tarea que se complicó cuando a los 5 minutos se adelantó el Fulham. Eric Bailly se quedó clavado rompiendo el fuera de juego, Pogba levantó la mano en lugar de perseguir a Lookman y este, solo delante de De Gea, definió cruzado.

Comenzó entonces un acoso y derribo por parte del United que le dio el empate ante del descanso, cuando Areola no pudo despejar un centro de Bruno Fernandes y Cavani aprovechó para empujar el rechace, logrando su primer gol tras la lesión.

Era cuestión de tiempo que cayera el segundo para el United, puesto que no paraba de acumular ocasiones y el Fulham solo se metía atrás.

Pasados los 60 minutos, tanto retrocedieron los Cottagers que Pogba tuvo tiempo para cargar la pierna desde la frontal y, pese a estar un poco escorado, sacó un disparo perfecto directo a las redes.

Pudo rematar el encuentro Cavani, que se encontró en un remate de cabeza con un paradón de Areola, pero al final De Gea tuvo que salvar la victoria alguna buena atajada en los minutos finales.

El United vuelve a la primera posición de la Premier con 40 puntos, dos más que el City y el Leicester City, aunque con un partido más que los Sky Blues.

El Fulham continúa en descenso, con 12 puntos a cinco de la salvación, pero con un partido más. 

City por unas horas fue Líder

Los de Pep Guardiola se colocaron líderes de la tabla por primera vez esta temporada, aunque sea por unas horas, tras apabullar al Villa, con un puñado de ocasiones que no llegaron a buen puerto hasta el minuto 80, cuando un latigazo de Bernardo Silva rompió el cerrojo de los Villanos.

Y no cayó una goleada no porque el City no lo intentara. Ya en el minuto 2 Emiliano Martínez hizo un paradón a Bernardo Silva y Mings sacó la pelota debajo de los palos. Esa fue la dinámica del encuentro, con el City volcado y estrellándose en el meta argentino y con la puntería desafinada.

Un larguero de Cancelo, varios remates de Raheem Sterling, algún disparo taponado de Kevin de Bruyne, pero el City no encontraba el camino. Sin ‘nueve’ durante más de 60 minutos, por la ausencia de Sergio Agüero y la suplencia de Gabriel Jesús, el City apretó cuando se acercaba el final del encuentro y logró el gol a diez minutos del pitido final.

Silva recogió la pelota en la frontal, condujo y sacó un disparo pegado al palo imposible para Emiliano.

Remató la faena Ilkay Gundogan desde el punto de penalti ya con el minuto 90 cumplido.

FuenteEFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *