Con un De Jong en modo Iniesta Level 1, el Barsa saca adelante un partido complicado en Vallecas

Ronald Koeman se toma en serio la Copa y ha apostado en Vallecas por un once muy competitivo. Leo Messivuelve al equipo tras cumplir los dos partidos de sanción. Riqui Puig ha sido la otra gran novedad en el combinado azulgrana. El preparador holandés ha movido el banquillo, a mediados de la segunda mitad, tras el gol del Rayo y justo ha llegado la reacción con un tanto del capitán tras gran asistencia de Griezmann. De Jong, en estado de gracia, ha marcado el segundo tras pase de Alba. El neerlandés se ha convertido en imprescindible, no sólo en la creación. También en ataque

El holandés, en un gran estado de forma, mira a puerta de forma constante. Intenta estirar al equipo y construir con criterio el juego ofensivo azulgrana. Ha tenido una clara ocasión en el minuto 19: ha enviado un balón al palo, al larguero, tras un centro raso de Junior Firpo. En el 39 ha mandado fuera otro disparo. Ha intervenido en los dos goles del Barça: suyo es el balón que le llega a Griezmann, quien asiste a Messi, y ha marcado el segundo tanto culé, tras exquisito pase de Alba. Está en estado de gracia

No hay partido fácil para el Barça, que se vio por debajo en el marcador en el 60′ y Koeman tuvo que tirar de los únicos tres titulares que fueron suplentes para poder levantar el partido. La falta de puntería (hasta tres postes) y una acción muy mal defendida por Lenglet y Neto obligó al holandés a meter toda la artillería para eliminar a un disminuido Rayo, así están las cosas en Can Barça. La plantilla de Koeman, ya de por sí corta, no suma efectivos fiables con los no titulares, demasiada distancia entre Alba y Junior, entre Dembélé y Trincao, entre Neto y Ter Stegen… No hay plan B, agarrado Ronald a apenas 11 futbolistas, algunos menos que Zidane, el mismo problema, en definitiva. Con el cansancio que eso supondrá de sumar kilómetros y minutos en jugadores como De Jong, cuyo estado de forma es óptimo, otra vez goleador, para eliminar a un Segunda.

Avisó Koeman en la víspera que la Copa es el camino más corto para ganar un título esta temporada. Sonó a consuelo, con la Liga casi perdida y la Champions en un terreno casi utópico viendo el nivel de la plantilla y con Neymar esperando en París. Así las cosas Ronald formó un once con más titulares que suplentes, solo tres (exceptuando al portero), Riqui, Junior y Trincao; Y en el 67′ y con el 1-0 Koeman los quitó para meter a Pedri, Alba y Dembélé. El empate llegó en el 70′. Y el 1-2 en el 80′. ¿La lectura? Que Ronald tiene 11 jugadores fiables para todo lo que queda, a la espera de que vayan volviendo los lesionados, y apenas cuenta con margen para las rotaciones. El holandés confirmó que esta Copa es poco menos que prioritaria. En época de escasez, al menos abrir la vitrina con un torneo, aunque sea el menos importante y no valga para considerar la temporada como buena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *