LeBron James con todo contra Zlatan Ibrahimovic

«Nunca me callaré»

El alero de Los Angeles Lakers responde a las declaraciones del futbolista sobre el papel de las estrellas del deporte en la política.

LeBron James contestó a las críticas de Zlatan Ibrahimovic sobre el papel político de las grandes estrellas del deporte tras la victoria de Los Angeles Lakers frente a Portland Trail Blazers. “Tengo más de 300 niños en mi escuela (I Promise School) que necesitan una voz y yo soy su voz… Nunca me callaré cuando algo está mal. Yo hablo por mi gente, hablo de igualdad, de injusticia social, racismo, supresión de voto sistemática. Soy el tipo equivocado al que acudir: siempre hago mis deberes”, dijo el alero de la franquicia angelina.

«No hay manera de que me limite solo a dedicarme a los deportes porque entiendo esta plataforma y lo poderosa que es mi voz. Es gracioso que él diga eso: creo que en 2018 fue él quien dijo, cuando estaba en Suecia, que sintió racismo porque su apellido no era una apellido normal (en Suecia). ¿Correcto? Dijo eso, ¿verdad? Creo que lo dijo», continuó. Las palabras a las que se refiere el campeón de la NBA fueron las siguiente:

«Cuando llegué al Malmoe, no fui aceptado como los demás. ¿Por qué? Porque yo era Ibrahimovic. No era Andersson, no era Svensson, todos esos apellidos típicamente suecos. Yo era extranjero. (…). Tuve un incidente en un entrenamiento, me hicieron una entrada y le di un cabezazo a un compañero, porque estaba enfadado. Su padre era agente de policía. Él firmó una carta para el club pidiendo que fuera expulsado y dio ese papel a todos los jugadores del equipo y decía: ‘firma esto si estás de acuerdo en que Zlatan debe ser expulsado’. Yo estaba en juveniles. ¿Puedes imaginar cómo me sentía cuando pasó eso? Me sentía como que no encajaba, como la oveja negra. No aceptaban mi actitud, no me aceptaban como persona, no me hacían sentir bienvenido. Era diferente, tenía una cara diferente, no era rubio, no tenía la piel blanca como los suecos. Sufrí en el sentido de que no era tan fácil para mí como para los demás. Sentía que tenía que hacer diez veces más para ser visto como los demás», dijo Ibra en enero de 2018 en una entrevista a Canal+ Francia.

James es uno de los jugadores más activos políticamente de la actual NBA. Muy crítico con Donald Trump y sus actitudes racistas, LeBron ayudó a Joe Biden a derrotar al último presidente de los Estados Unidos en las elecciones de noviembre. Lo hizo a través de la plataforma More Than a Vote, que informaba y ayudaba a votar a los ciudadanos, principalmente, afroamericanos. También reclutó a cientos de personas para ayudar en las elecciones.

«Shut up and dribble«

Una postura que parece no gustar al delantero sueco. “Lo que hace es fenomenal, sin embargo, no me gusta cuando la gente con cualquier tipo de estatus habla de política. Haces lo que se te da bien. Juego al fútbol porque soy el mejor jugando al fútbol. No hago política. Si fuera político, me dedicaría a la política. Este es el primer error que cometen los famosos cuando sienten que han llegado. Para mí, es mejor mantenerse alejado de estos temas y hacer lo que se te da bien, de lo contrario te arriesgas a no causar una buena impresión”, dijo en una entrevista con Discovery + Sport Suecia.

Esa clase de palabras no le suenan extrañas a LeBron. Hace dos años, Laura Ingraham, presentadora de Fox News, atacó tanto a James como a Kevin Durant tras las críticas de ambos a las políticas de Trump. Principalmente, en cuanto a injustica racial. “Shut up and dribble(cállate y dribla)”, le espetó la periodista de la cadena conservadora: no te metas en política, solo juega al baloncesto. Lo mismo que Ibrahimovic, aunque con diferente música.

Fuente; Diario AS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *