La Real Sociedad gana la copa del Rey.

La pandemia obligó a una espera de un año para que la Real Sociedad disputara su encuentro más importante en una generación. Ahora, el equipo puede celebrar que es monarca.

Eso sí, su reinado durará apenas dos semanas.

Real Sociedad superó el sábado 1-0 a su rival vasco Athletic Bilbao, en la postergada final de la Copa del Rey de 2020, para conquistar su primer título en más de tres décadas.

El delantero Mikel Oyarzabal anotó el único tanto del partido, de penal a los 63 minutos, después de que Íñigo Martínez cometió una falta sobre Portu Portugués. Mikel Merino dejó puesta la mesa para Portu en esa jugada, con un pase de precisión milimétrica.

Oyarzabal envió el balón al ángulo derecho, lo que marcó la diferencia en un duelo deslucido y rudo, dominado por la labor defensiva.

La final se había pospuesto desde las postrimerías de la campaña pasada, con la esperanza de que la situación sanitaria mejorara lo suficiente para permitir que asistieran los aficionados al esperado duelo entre acérrimos rivales regionales.

Pero la pandemia ha derivado en que persistan límites estrictos sobre las reuniones sociales en España, y las autoridades consideraron imposible permitir espectadores en el estadio La Cartuja de Sevilla.

“Sentía una responsabilidad grande porque creo que la tengo”, dijo Oyarzabal, con lágrimas en los ojos, al referirse al penalti decisivo. “Lloras porque estás orgulloso de lo que has conseguido, que gente que ya no está aquí hubiera podido verlo. Son momentos de cada uno, no se pueden controlar. Por suerte esta vez las lágrimas han sido de felicidad”.

El coronavirus ha dejado unos 75.000 muertos en España.

Imanol Alguacil, el técnico del conjunto txuri urdin, dedicó el título a quienes combaten la pandemia.

“Me he acordado de los médicos y enfermeros que están trabajando en primera línea. Dedicarles esta copa”, manifestó en la conferencia de prensa. “Como entrenador, un orgullo enorme. Muchas sensaciones. Esta semana ha muerto un tío mío por COVID”.

La Real había ganado sólo dos ediciones anteriores de la Copa del Rey en su historia, en 1909 y 1987. Aquel fue su último trofeo relevante.

Bilbao, cuyos 23 títulos de copa representan la segunda mayor cifra después del récord de 30 conquistado por el Barcelona, ha perdido ahora cuatro finales del torneo, que ganó por última vez en 1984.

Pero tendrá otra oportunidad en apenas dos semanas, cuando enfrente al Barcelona en la final de la edición de 2021.

“Estoy muy triste porque no fuimos nosotros mismos”, lamentó el entrenador del Athletic, Marcelino García Toral. “Cuando te alejas de tu versión puede suceder esto, que el rival, sin mucha más superioridad pero en el cómputo general más merecidamente, gane el título”.

Antes del encuentro sabatino, miles de aficionados en Bilbao infringieron las restricciones de salud pública. Se concentraron en grupos apretujados y ruidosos en el centro de la ciudad.

Al menos un cesto de basura fue incendiado cerca de un grupo de jóvenes.

La policía bilbaína hizo exhortos en las redes sociales para que la multitud se dispersara. El alcalde se mostró indignado.

“Algunos energúmenos montando incidentes antes de la final”, tuiteó Juan Mari Aburto. ”¿Y las familias que hoy sufren por el COVID o por no poder disfrutar de este día histórico?”.

Fuente: AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *