Japón endurece medidas, a 3 meses de Olímpicos

TOKIO (AP) — Japón se dispone a endurecer el viernes las medidas para evitar la propagación de un coronavirus más contagioso, a tres meses de la inauguración de los Juegos Olímpicos en la capital, donde la mayoría de la gente no está vacunada todavía.

Expertos de un panel gubernamental dieron su aprobación preliminar a las medidas de emergencia, que incluyen órdenes vinculantes en Tokio, Kioto (en el occidente de Japón) y Okinawa (la isla y prefectura en el sur).

Se espera que las medidas sean anunciadas el viernes por el primer ministro Yoshihide Suga y que comiencen a regir desde el lunes y al menos hasta comienzos de mayo.

Los nuevos pasos llegan menos de tres semanas después de que Tokio levantó un estado de emergencia que incluyó peticiones no obligatorias a fin de que los dueños de negocios redujeran sus horarios de operación. Igualmente, se había buscado generar conciencia en los habitantes para que aplicaran medidas preventivas básicas.

El aumento de los contagios de coronavirus en Tokio pone de manifiesto las dificultades para alcanzar un equilibrio entre las medidas de protección y la actividad económica.

Han arreciado las críticas contra el gobierno de Suga, por parte de quienes consideran que demoró demasiado en imponer medidas contra el coronavirus, por temor a dañar la economía, golpeada ya por la pandemia.

Las nuevas medidas permiten que los líderes de las prefecturas apunten a ciudades específicas con órdenes de cumplimiento obligatorio. Suga afirma que estas disposiciones tienen el objetivo de evitar otro estado de emergencia.

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, se dijo alarmada por el ritmo que lleva el alza reciente en el número de casos y por el posible impacto de las nuevas variantes. El jueves, Koike conminó a los residentes a evitar viajes no esenciales, así como a respetar las reglas de distanciamiento social y otras medidas fundamentales.

Asimismo, la gobernadora impondría una orden para que los bares y restaurantes cierren a las 8 de la noche.

Días antes, el gobierno impuso medidas obligatorias en Osaka, debido a un resurgimiento de los contagios, atribuidos a la nueva variante del virus. Osaka ha declarado una emergencia médica después de que sus hospitales se saturaron con nuevos casos.

En la prefectura se cancelaron los planes para que la antorcha olímpica recorriera las vías públicas la próxima semana.

Alrededor de un millón de personas, menos del 1% de la población de Japón ha recibido al menos la primera de las dos dosis de la vacuna contra el COVID-19. En estas circunstancias, podría haber más alteraciones en los actos que constituyen la antesala de los Juegos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *