Argentina cayó ante Australia en su debut olímpico

El partido empezó tal y como estaba previsto sobre el guion: dominio argentino y Australia esperando agazapada atrás para salir a la contra tras robar y aprovechar los espacios. Y el plan no tardó en funcionarles.

Los Socceroos vieron la debilidad de la zaga argentina a la espalda, tanto de los centrales como por banda, y la pausa de Arzani, quien completó un partidazo, generaba peligro en la puerta de Ledesma cada vez que se acercaban. Así llegó el gol de Wales, que sólo tuvo que empujarla a la red después de que la defensa no pudiera interceptar el pase al segundo palo de Duke. Jarro de agua fría en el comienzo.

Argentina trató de reponerse rápido, más con actitud que con juego, y Valenzuela tuvo el empate pocos minutos después con un disparo de zurda tras un buen recorte que acabó sacando la defensa como pudo. Australia mordía y nunca dejó estar cómodo a Gaich, desaparecido entre los defensas, ni al trío formado por Mac Allister, Valenzuela y Barco, que se estrellaban una y otra vez con el muro defensivo creado por Australia desde el mediocampo. Fue precisamente el jugador del Atlanta United quien gozó de la más clara de Argentina, con una maravilla de disparo que fue cayendo ante la mirada de Glover y acabó estrellándose en el larguero. Fue entonces cuando Srdan Jovanovic desató la locura.

El árbitro serbio amonestó a Ortega en el descuento de la primera mitad y en la disputa en el área de esa misma falta, antes de que la pelota rodara, decidió sacar una nueva amarilla al lateral argentino por forcejear con McGree en el área. Argentina se marchaba al descanso por debajo y con diez, y a punto estuvo de pagarlo nada más salir, con una vaselina de Duke que acabó en el travesaño y un buen disparo de Arzani que obligó a lucirse a Ledesma.

Los de Batista cambiaron el chip y fueron a por el partido. Ante la imposibilidad de perforar el muro australiano, que no se arrugaba al cortar las jugadas con duras acciones una y otra vez, probó desde lejos, con Nehuén Pérez, De La Fuente y Barco poniendo en aprietos a Glover.

El paso de los minutos en la segunda parte y el hecho de estar con uno menos fue dándole la batuta a Australia y a un fantástico McGree, que a punto estuvo de sorprender a Ledesma con un tiro desde el centro del campo poco después de que el portero salvara milagrosamente la sentencia en un disparo a bocajarro de Wales. Fueron dos avisos claros de lo que llegó justo después, con otra acción de un omnipresente Duke para dejarla a la llegada de Tillo, quien ejecutó desde la frontal con el interior al ángulo para acabar de tumbar a la Albiceleste.

La inclusión de Payero en el tramo final volvió a dinamizar mínimamente a Argentina, que tuvo la última con un disparo envenenado de Gaich, de lo poco que se le vio, que sacó Glover con una bonita estirada. Argentina tropieza en el inicio de Tokio 2020 y deberá mejorar, y mucho, su imagen frente a Egipto en la segunda fecha tras el empate de estos ante España en el otro partido del grupo C.

Fuente Diario AS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *