Barcelona podría terminar siendo una S.A

No corren buenos tiempos por la Ciudad Condal. El 0-3 del Bayern al Barcelona no es comparable al 2-8 que le endosó en Champions hace dos temporadas, pero ha hecho mucho daño en el club azulgrana. La situación actual del equipo culé es preocupante. La mala gestión realizada por los dirigentes en los últimos años, encabezada por Bartomeu, pero con la colaboración del también expresidente Sandro Rosell, ha llevado a un club que hace una década tocaba el cielo a mirar de cerca el infierno.

La salida de Leo Messi, la mayor de sus leyendas, por la situación económica, se ha unido a los malos resultados deportivos y a algunas decisiones de la directiva incomprensibles para un sector de la afición para formar un ‘cóctel molotov’. Además, la posible reforma de la UEFA, que quiere cambiar el funcionamiento del Fair Play Financiero, deja al Barcelona al borde del abismo.

Los azulgrana, que conquistaron tres Champions entre 2009 y 2015, se encuentran ahora con que no pueden competir de tú a tú con los grandes de Europa. El Bayern ha sido el que más daño ha hecho, pero otros como Liverpool o Paris Saint-Germain también han dejado patente la crisis deportiva y emocional de un equipo que se había acostumbrado a ser el mejor.

La solución a este problema, según Toni Roca, director del Sports Law Institute, podría pasar por acometer un cambio nunca visto en una entidad centenaria: convertirse en Sociedad Anónima Deportiva. En palabras del abogado, «el FC Barcelona necesita adaptarse para sobrevivir. La nueva reforma que plantea UEFA perjudica seriamente al Barça frente a los grandes clubes–estado como el PSG o Chelsea, que al ser entidades anónimas pueden inyectar capital por parte de inversores ante un posible impuesto de lujo en el caso de sobrepasar el Fair Play Financiero si finalmente UEFA aprueba esta nueva reforma».

Si el FC Barcelona no reestructura su modelo, podría no sobrevivir a su actual crisis. «El Barça se puede convertir en el nuevo Milan, una gran institución con historia, títulos y enorme masa social pero que no puede competir en la élite. El riesgo es real y cada vez más latente», añade Toni Roca.

Los italianos son el ‘mejor’ ejemplo para el Barcelona de lo que puede sucederles si no dan un giro de 180º a su situación. Un club con 7 ‘Orejonas’ y que no hace tanto contaba en sus filas con futbolistas de la talla de Maldini, Shevchenko, Nesta, Seedorff, Kaká o Pirlo, llevaba desde la temporada 2013/14 sin acudir a Champions. En cuatro temporadas, de hecho, ni consiguió clasificarse para jugar en Europa. Y, a pesar de haber vuelto a la máxima competición continental, no puede competir con los grandes. Todo por una crisis económica que obligó a los rossoneri a ‘volver a empezar’.

El Barcelona, de momento, va por el mismo camino, contando incluso con problemas extradeportivos que los italianos no tenían. El club debe tomar decisiones drásticas, como ya ha comenzado a hacer, si quiere seguir mirando a la cara a los grandes de Europa. Todo pasa por una reestructuración que parece inevitable.

¿Qué supone convertirse en SAD?

La reestructuración para convertir un club en Sociedad Anónima Deportiva trae consigo cambios muy importantes. Por ejemplo, mientras que en un club el objetivo principal no es obtener beneficios, sí lo es en una SAD. En esta mandan los propietarios y accionistas, por lo que si alguien se hace con un gran porcentaje de las acciones se haría con el poder del equipo, mientras que en un club mandan y deciden los socios.

Asimismo, en un club son los socios los que eligen, mediante votación, los integrantes de la junta directiva del club, mientras que en una SAD es la asamblea de accionistas la que elige la composición del Consejo de Administración. Otra diferencia es que las SAD están obligadas a cumplir con la presentación de avales. En la actualidad, solo Real Madrid, Barcelona, Osasuna y Athletic han conseguido no convertirse en SAD.

Fuente AS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *