mié. Oct 23, 2019

A Diexe y a Karen las cautivó el canotaje

Las deportistas Diexe Narem y Karen Maylin Molina Zuluaga, oriundas del municipio de Guatapé, comparten su pasión por los deportes y amor por el agua. Estas hermanas se enamoraron del canotaje cuando apenas eran unas niñas.

“Yo llegué a este deporte gracias a una amiga, para mí era desconocido y ella me invitó, me enseñó y ahí inició mi carrera deportiva en el canotaje”, comenta Diexe quien fue la encargada de atraer a su hermana a este mundo.

Karen recuerda que cuando su hermana competía, ella sentía sus triunfos como propios, “a veces lloraba de la alegría cuando la veía en competencias”. Por eso es que tener a su hermana mayor como compañera de selección es una de las cosas que la motivan a ser la mejor. “Es como un modelo a seguir y siempre me digo que debo entrenar para ganarle a ella”.

¿Creen que esa conexión que tienen como hermanas les ayuda a ser un buen equipo?

Diexe: siempre hemos sido muy unidas, yo soy la que la guía en este deporte entonces le exijo mucho cuando hacemos bote de equipo porque sé qué es lo que ella puede dar, cada uno debe poner su granito de arena para que el bote de buenos resultados. Entrenamos todos los días juntas, le corrijo errores en la técnica, pero constantemente nos estamos motivando, no solo entre nosotras dos sino también con Tatiana, a quien considero como una hermana, y con quien tenemos un objetivo muy grande.

¿Qué piensan segundos antes de competencia?

Diexe: Pienso en el tiempo dedicado a entrenar, las madrugadas, los sacrificios que se tienen que hacer porque a veces por falta de apoyo es que nos toca poner mucho más de nuestra parte para que todo salga bien; todo esto hace que, a la hora de una competencia, se dé el ciento por ciento para que todo sea recompensado.

Karen: Pienso mucho en los sacrificios, en todo lo que he hecho para mejorar, en la fuerza que debo aplicar, los movimientos que debo hacer, en lo que quiero a futuro y eso me motiva mucho.

¿Qué ha sido lo mejor que les ha dado el canotaje?

Diexe: Todas las experiencias que he tenido, están los viajes realizados, los países conocidos, todo lo que he aprendido, los logros deportivos y el reconocimiento a nivel nacional e internacional.

Karen: Las alegrías, ver lo que puede soportar mi cuerpo, lograr cumplir retos que no pensaba era capaz de hacer, superarme a mí misma y todas las experiencias vividas, son algunas cosas que me ha dado este deporte.

¿Tienen algún ritual antes de una competencia?

Diexe: Me gusta escuchar música que me active, siempre pongo unas canciones de trash metal que debo escuchar antes de salir. Además, antes de salir a competencia me digo una frase de un cuento que me gusta mucho que se llama ‘El Ciclista de San Cristóbal’ que dice: ‘soy un animal, yo voy a ganar’.

Karen: Yo soy diferente en cuanto a la música, para motivarme me gusta escuchar. Además, antes de embarcar me gusta imaginarme en la competencia, llegando a la meta; me gusta tomar aire, retenerlo un momento y soltarlo muy fuerte para dejar ir el miedo y los nervios, cuando estoy en la línea de salida me digo ‘soy la mejor, vamos por todo’.

¿Qué opinan ustedes, como deportistas élite, que en los Juegos Nacionales no existan sus pruebas?

Diexe: Todo es por estrategia, saben que nosotros tenemos altas posibilidades de ganarnos las medallas entonces no juegan limpio; no inscriben a los atletas en las pruebas tipo K1 y K2 femenino porque hay mucha probabilidad de que nosotros ocupemos el primer puesto. Creo que así lo único que logran es detener el desarrollo de nuestro deporte y retrasar el proceso de masificación. Pienso que no están siendo inteligentes, no es pensar en la medalla sino en la comunidad del canotaje, entre más pruebas se hagan, a más gente le va a dar curiosidad y se van a querer meter.

Foto: Fedelian

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *